¿Qué es la tanofobia?

Si la tanorexia es la enfermedad que afecta a aquellas personas que están obsesionadas con broncearse, la tanofobia es justamente lo contrario, un miedo irracional al Sol que supone igualmente un problema para quienes lo padecen, ya que renuncian a los beneficios importantes que nos proporciona el astro rey.

Cierto es que una exposición prolongada a los rayos solares puede ser peligrosa. El cáncer de piel y otras patologías asociadas están a la orden del día, pero ojo, el Sol concede al ser humano dosis importantes de vitamina D, un micronutriente que juega un papel destacado en el mantenimiento de órganos y sistemas.

No es el vitamínico el único efecto positivo que se pierden tanófobos y tanófobas: la luz natural influye también en nuestra salud emocional, ejerciendo con eficacia contra problemas como la tristeza, el decaimiento o el mal humor.

La tanofobia afecta especialmente a un público de cierta edad, entre 50 y 60 años, y se cura a menudo con sesiones específicas de psicoterapia. Con el Sol ni mucho ni poco… equilibrio.


Comentarios

Aún nadie ha comentado este post. ¡Anímate y sé el primero!

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo