¿Quién pintó La Capilla Sixtina?

La Capilla Sixtina toma su nombre del Papa Sixto IV, que fue quien la mandó construir a finales del siglo XV. Hoy en día es donde se realizan los cónclaves para elegir nuevo Papa, pero lo que realmente le da fama son los impresionantes frescos que decoran sus paredes y la bóveda de 1.100 m2. ¿Sabes quién pintó la Capilla Sixtina?

Los frescos más conocidos de la Capilla Sixtina los realizó Miguel Ángel Buonarroti (1475 Caprese-1564 Roma), pero no fue el único pintor que decoró la capilla. De sus manos salieron los frescos que decoran las paredes más importantes: la bóveda y la pared del altar, pero no recibió este encargo hasta 1508. La Capilla Sixtina se construyó algo antes, entre 1477 y 1480 y, una vez acabadas las obras, reconocidos pintores renacentistas como Rafael, Boticelli, Perugino, Signorelli y Ghirlandaio recibieron el encargo de decorarla. Suyas son las pinturas con escenas de la vida de Moisés y de Jesucristo y los retratos papales que decoran las paredes laterales de la Capilla Sixtina. Hasta la llegada de Miguel Ángel la pintura de la bóveda simuló un simple cielo estrellado.

Entre 1508 y 1512 Miguel Ángel pintó la enorme bóveda de la Capilla Sixtina con nueve escenas del Génesis como tema principal, además de retratos de antepasados de Cristo y otros profetas. Treinta años más tarde, desde 1536 hasta 1541, decoró la pared del altar con la obra El Juicio Final, que representa El Apocalipsis. En esta pintura las figuras desnudas fueron objeto de un amplio debate acerca de su moralidad. Daniele Da Volterra fue el artista encargado de tapar la desnudez de los protagonistas de este fresco más adelante.

Miguel Angel Buonarroti fue un artista muy admirado hasta el punto de que recibió el sobrenombre de El Divino. Curiosamente estuvo a punto de rechazar el encargo de la Capilla Sixtina, uno de sus trabajos más reconocidos, ya que se consideraba escultor antes que pintor. En todo lo que hacía era terriblemente perfeccionista y dejó un gran número de obras tanto en escultura como en pintura, arquitectura e incluso poesía. Entre las innumerables obras de Miguel Ángel destacan el David, La Piedad y Moisés en escultura; la Cúpula de San Pedro y la Plaza del Capitolio en arquitectura y la Sagrada Familia (Tondo Doni) y la Crucifixión de San Pedro en pintura, además de la Capilla Sixtina.


Comentarios (2)

yeri

mayo 20th, 2012 at 4:09 am    


esta muy buena esta informacion sigan asi de informativos!!!!!!!!!!! espero que en un futuro sean mas conocidos x el mundo

Eduardo

noviembre 2nd, 2012 at 10:33 am    


Para los que busquen una visión nueva y original sobre Miguel Ángel, recomiendo el thriller histórico El diablo en la Sixtina http://www.eldiabloenlasixtina.com

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Enlaces | Publicidad | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo