¿Cuáles son los tipos de climas fríos?

Dado que depende de variados factores a estudiar -geografía, cambios temporales, latitud…- la climatología, ciencia que se dedica a estudiar los climas del mundo, ha clasificado los diferentes ambientes de muy diversas maneras. Además del método de Köppen -complejo y en desuso-, el más extendido es el que los simplifica los climas en tres categorías, atendiendo el estado medio de la atmósfera, las temperaturas y las precipitaciones: Climas calientes, templados y fríos.

Cada una de estos tipos, a su vez, esta divido en subgrupos que concretan, en mayor o menor medida, las características divergentes entre regiones. Los climas fríos, por ejemplo, pueden separarse en climas polares y de montaña. La clasificación, sin embargo, es mucho más complicada y casi siempre será, dada su calidad arbitraria, imperfecta.

Los climas polares muestran las temperaturas más bajas del globo, no superando los 10 ºC en ningún momento del año. No en vano, la media mensual y anual está por debajo de los 0 ºC, lo que hace muy común que su superficie esté constantemente cubierta de hielo, por lo que llamamos permafrost. Factor al que ayuda también las insignificantes precipitaciones (menos de 200mm anuales), siempre producida en forma de nieve. El polar se da en ambos polos terráqueos, aunque es más severo en la Antártida, dado que es un continente. Las temperaturas allí habitúan a alcanzar récords de hasta -89,5 °C. La oscilación térmica -diferencia entre la más alta y la más baja- es de unos 30 ºC.

En el clima de alta montaña, por su parte, a mayor altitud, las temperaturas. Por eso es muy difícil concederle unas características uniformes y globales. Posee, no obstante, variedades geográficas como el clima alpino. Habitualmente, presenta temperaturas invernales negativas y estivales positivas, con una oscilación de 20 ºC, aunque la media anual ronda los 0 ºC y pocas veces se llegan a alcanzar los 15 ºC. Las precipitaciones, por su parte, son más abundantes -sobre todo en verano-, superando los 1.000mm anuales. El ejemplo más claro se encuentra en las grandes cordilleras: Los Andes, las Montañas Rocosas, el Himalaya, el Tíbet…

Además, podrían ser considerados fríos subgrupos de climas templados como los continentales fríos o los oceánicos subpolares, ambos alrededor del polar, con menos frío y con pocas precipitaciones (entre 200mm y 500mm anuales). Asimismo, el clima en las tundras y taigas es muy característico. Dentro de estas biomas con subsuelo helado y falta de vegetación arbórea, presentes en Norteamérica y el norte de la región de Eurasia, se sufren también periodos largos de congelación.


Comentarios (6)

ANDRE DE SCHMIDT

enero 11th, 2013 at 0:34 am    


Gracias me sirvio mucho esta informacion para mi expocicion

Leidi Echeverria

junio 12th, 2013 at 21:22 pm    


gracias me sirvio esta informacion

flor

julio 1st, 2013 at 23:58 pm    


muy bueno jaja XD

flor

julio 2nd, 2013 at 0:00 am    


GRACIAS XD

rafael santos serrato señas

agosto 28th, 2013 at 22:25 pm    


soy estudioso

uriel

diciembre 3rd, 2013 at 21:08 pm    


gracias me ayudo mucho

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo