¿Cuándo empezó la Primera Guerra Mundial?

No cabe duda de que la Primera Guerra Mundial, o la Gran Guerra como la llaman muchos, es uno de los grandes eventos del siglo XX. Aunque en cierta manera fue eclipsada por la mucho más brutal Segunda Guerra Mundial, aquélla sería imposible de entender sin conocer el contexto en el que dejó a Europa y al mundo el primer conflicto bélico. Una contienda que, además, muchos idealizan como la ‘última guerra clásica’, donde todavía no se atacaban civiles y ciudades y no se hacía uso de armas de destrucción masiva. La Guerra Mundial marcó un antes y un después en nuestro mundo, sentando la base de lo que vendría a posteriori. El detonante, sin embargo, puede parecer, a simple vista, un hecho poco notable.

El Imperio Austrohúngaro declaró la guerra a Serbia el 28 de julio de 1914, a lo que siguieron como fichas de domino el resto de las potencias europeas. El detonante, no obstante, habría explotado exactamente un mes antes. Durante décadas, Europa había vivido una situación de ‘Paz armada’, donde los conflictos entre los países estaban presentes, pese a que nadie se atreviera a disparar el gatillo. Los estados medían sus fuerzas no solo por el poder económico e industrial sino por la calidad y la cantidad de colonias que poseían. Tras el reparto cordial de África, Reino Unido llevaba la batuta del mundo, pero la lucha por el poder era objeto de conflicto habitual.

Para guardar el orden, los países habían tenido que tejer una complicada red de acuerdos militares y políticos a su alrededor. El creciente Imperio Alemán, de reciente creación, creó la Triple Alianza, junto a Italia y Austria-Hungría, mientras que, al otro lado, la Triple Entente reunía a Francia, Reino Unido y Rusia, quienes a su vez tenían sus propios problemas de poder. Aún y cuando no existía conflicto bélico aparente, entre 1908 y 1913 los gastos en armamentística de las potencias se incrementaron en un 50%.

El fracturado imperio Otomano -actual Turquía-, junto con los países liberados de los Balcanes, era uno de los principales caldos de cultivo. Ante su incierta situación, los países vecinos querían aprovechar la oportunidad para expandirse alrededor del Mar Negro. El punto que se entiende como el detonante del conflicto se dio el 28 de junio de 1914, en Sarajevo (capital de Bosnia). Ese día, Gavrilo Princip, nacionalista Serbio miembro de la ‘Joven Bosnia’, asesinó al heredero del trono austrohúngaro, el archiduque Francisco Fernando de Austria, y a su esposa, Sofía Choteka.

El mes de estrategia diplomático dio paso a la crisis de julio, hasta que, queriendo detener la interferencia de Serbia en Bosnia, Austria-Hungría lanzó lo que conocemos como el ‘Ultimátum a Serbia’, 10 condiciones a todos rasgos inaceptables hechas para poder justificar una declaración de guerra abierta al país. La condición a la que más se opusieron fue a la entrada de tropas austriacas al territorio serbio, que tenían como objetivo dilucidar el asesinato y desarticular el grupo terrorista, considerado afín al servicio secreto serbio. Cuando Serbia, con el apoyo de Rusia, aceptó solo cumplir ocho de ellas, Austria declaró la guerra, el ya mencionado 28 de julio de 1914. Un día más tarde, Rusia ordenó la movilización general contra el imperio austrohúngaro.

Por orden de su alianza militar, el 1 de agosto, Alemania declaró la guerra a Rusia. Ese mismo día, al otro lado, y en virtud su propio acuerdo, Francia declaró la guerra a Alemania. Cuatro días más tarde, Reino Unido hizo lo propio, dado que la condición que los británicos habían puesto a los germanos, dejar Bélgica en terreno neutral, había recibido una ‘respuesta insatisfactoria’. A lo largo de 1915, Italia se uniría a los Aliados y Bulgaria tomaría el frente de las potencias, ocupando las trincheras que se convertirían en icono del conflicto.

Cuando Alemania firmó el armisticio de Rethondes, el 11 de noviembre de 1918, la Guerra se dio por concluida, dando por vencedores al bando Aliado.


Comentarios

Aún nadie ha comentado este post. ¡Anímate y sé el primero!

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Enlaces | Publicidad | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo