¿Qué son las finanzas personales?

ahorro
Es importante que desde muy pequeños adquiramos algunos conocimientos que nos permitan administrar nuestra economía con un cierto equilibrio. No hablamos de conceptos complejos ni de habilidades matemáticas para mentes excepcionales, sino de unas bases mínimas que nos ayuden a controlar nuestros ingresos y nuestros gastos y tomar decisiones con arreglo al sentido común. ¿Qué son las finanzas personales?

Al igual que una empresa necesita plantificar su economía para garantizar su supervivencia y, a se posible, maximizar sus beneficios, a las personas nos sucede lo mismo. Nuestras finanzas personales son importantes, mucho más incluso de lo que muchas veces pensamos, y de su correcta gestión dependerá en gran medida nuestra manera de vivir.

Las finanzas personales tienen que ver con conceptos como el presupuesto, la inversión, el ahorro o el endeudamiento, por poner algunos ejemplos, y están directamente relacionadas con numerosas decisiones que tomamos a lo largo del día y que afectan a nuestro dinero: cuánto te gastas en comer, qué chaqueta decides comprar, a qué colegio llevas a tus hijos, si decides hipotecarte para adquirir una vivienda o prefieres el alquiler, etc.

Cada persona vive de una manera y, por lo tanto, maneja sus finanzas personales según lo cree conveniente. Hay quienes deciden disfrutar al máximo de su capital y optan por consumir tanto como tienen sin pensar en más futuro que el aquí y el ahora. Otros sin embargo prefieren guardar por si las cosas se tuercen y establecer planes que les permitan acumular riqueza material a corto, medio y largo plazo.

Conceptos a tener en cuenta en las finanzas personales

- Gastos fijos: son aquellos que se repiten mes a mes sin apenas cambios. Ejemplos: renta o hipoteca de una vivienda, luz, agua, teléfono…

- Gastos variables: gastos que varían cada mes. Ejemplos: alimentación, entretenimiento…

- Ingresos fijos: se trata del dinero que recibimos de forma periódica y duradera: salario, rentas provenientes del alquiler de inmuebles, intereses generados por determinadas inversiones, etc.

- Activos: son todas aquellas cosas que se tienen en propiedad y de las que se puede disponer. Es importante que sean de uno a plenitud de derechos; es decir, si tienes una casa en propiedad pero le debes dinero al banco no es un activo.

- Pasivos: es el dinero que se debe. Éste puede existe en forma de hipoteca, facturas, gastos pendientes por compra a crédito, impuestos, recibos, etc.

- Patrimonio: es el resultado de la resta de los activos que uno tiene menos los pasivos que adeuda.


Comentarios

Aún nadie ha comentado este post. ¡Anímate y sé el primero!

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo