Barcelona: la modernidad del mediterráneo

Lugares Ir a comentarios

Barcelona

Ya se lo cantaban Montserrat Caballé y Freddie Mercury en su himno a la ciudad condal para la Olimpiada de 1992: ‘El momento en el que entraste en la habitación, me dejaste sin respiración‘ («The moment that you stepped into the room you took my breath away»). Desde estos memorables Juegos Olímpicos, Barcelona ha crecido a ritmo de vértigo, pasando a ser uno de los centro neurálgicos europeos, la capital cultural y turística a orillas del Mediterráneo. La ciudad española no solo tiene el ‘sol y playa’ por el que se mueren los extranjeros en sus viajes a nuestras costas, sino que también tiene una oferta social y cultural de lo más variadas, además de monumentos, iglesias, museos, lugares y paseos dignos de disfrutar. Una metrópolis en constante movimiento y expansión -tanto vertical como horizontalmente- donde siempre hay algo nuevo que hacer y ver.

La Urbe de Dali y Gaudi entremezcla estilos artísticos diversos y opuestos, siempre en combinación con la modernidad de sus calles y construcciones. El paseo por el Parque Güell es obligatorio, como lo es la visita a la Sagrada Familia, cuya constante renovación y cambio hacen que su apariencia, por dentro y fuera, siempre sea nueva y distinta. Aunque tampoco se puede escapar Santa María del Mar, puesta de moda gracias al best-seller ‘La Catedral del Mar. En un día soleado, con un helado de cucurucho en una mano y un abanico en la otra, las Ramblas se convierten en el mejor destino, pese al gentío que las transita. Desde el Museo Nacional de Arte hasta el Camp Nou o el Pirulí de Montjuic, todo es icónico en la ciudad. Solo con pasear, te sentirás transportado a una novela de Eduardo Mendoza o de Carlos Ruiz Zafón, quienes se han atrevido también a viajar a los recovecos más oscuros, desde el Barrio Chino hasta la cárcel/castillo de Montjuic.

Una opción difícilmente mejorable para un cómodo alojamiento en la ciudad condal son los apartamentos que ofrece Oh-Barcelona, perfectos para mimetizarte con la ciudad por un precio asequible. Sin necesidad de metáforas con rima, estamos convencidos de que Barcelona será capaz de dejarte sin aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *