Canciones de éxito, un modelo de estudio y con trasfondo

Entretenimiento Ir a comentarios

Cada cierto tiempo llegan al mercado ciertas melodías que millones de personas no pueden dejar de tararear. Su expansión, gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías hace que lleguen hasta lugares recónditos del planeta. Muchas de estas canciones presentan características similares que suelen determinar el éxito, ¿te imaginas que debe tener una canción para ser un hit?

Una infografía publicada en los últimos días por el casino online Betway pone de manifiestos cuales son estas peculiaridades, y ciertamente, tras un análisis exhaustivo de todas ellas, no hay lugar a la duda de las razones de conversión de una canción a una obra de culto.

Armonía

Atendiendo estrictamente al concepto musical, el término armonía hace referencia a la combinación al mismo tiempo de sonidos o notas distintas. Dejando de lado la teoría, son claros los ejemplos prácticos que se observan de manera nítida en temas como You’ll Be in My Heart de Phil Collins, traducida al castellano para la película de Disney, Tarzán. En este auténtico hit, los acordes son muy marcados, y se pueden discernir con una simple escucha, independiente de la versión a la que nos referimos, ya sea la inglesa o la española

Repetición

Un estribillo pegadizo y de fácil recuerdo suele ser la clave de cualquier canción de éxito que se precie. Hace algunos años, todos recordamos el Gangnam Style, del surcoreano PSY. En este hit la repetición se llevaba a la máxima expresión, ya que, aunque muy pocos oyentes entendían lo que quería decir, se hacía tan pegadiza que no podían dejar de escucharla en bucle.

Instrumentos

Por norma general, una canción de éxito suele contar con muy pocos instrumentos utilizados -uno o dos-, o muchos -más de cinco-. El término medio no existe en estos hits, y es una curiosidad que puede pasar desapercibido para el gran público.

Tempo

A lo largo de la historia de la música son múltiples los ejemplos de canciones de éxito que han inspirado múltiples versiones. En ellas, por norma general cambia la rapidez de trasmisión de los acordes, es decir el tempo, siendo más rápido en las canciones más dinámicas y activas, y más lento para las que desprenden más emociones.

Otros factores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *