¿Cómo construir una casa de muñecas?

Entretenimiento Ir a comentarios 4

Dedicarle tu tiempo de ocio a una casa de muñecas es una de las aficiones más interesantes, además puedes aprovechar tu hobby para hacer a tus amigos uno de los regalos más valorados. Pero el primer paso para adentrarte en el mundo de las casas de muñecas es construir una tu mismo. La dificultad en la construcción de tu casa de muñecas variará considerablemente según el tipo de casa que quieras, si quieres una casa victoriana, un loft o una casa rústica.

Antes de ponerte manos a la obra y construir tu casa de muñecas tienes que imaginar su estructura y plasmar sobre un papel su distribución, cuántos pisos va a tener, cuántas habitaciones, la situación de las ventanas, los pasillos, las escaleras, etc. Ante todo vas a necesitar paneles de madera para toda la estructura de la casa que puedes encontrar en cualquier tienda de manualidades. Asegúrate que sea una madera resistente pero fácil de trabajar. Y no te olvides de definir las ventanas antes de colocar las paredes exteriores.

Tras pintar el suelo de cada piso puedes pasar a la colocación de las paredes interiores, las puertas de cada estancia y las escaleras. Puedes forrar con papel las paredes de las habitaciones para darle más colorido, pero en cualquier caso, ese tipo de detalles vendrá determinado por el estilo de tu casa de muñecas.

Necesitarás materiales como vidrio, porcelana o loza para los elementos interiores, pero si no te ves capaz de hacer tú mismo los muebles en miniatura que necesitas como el mobiliario del baño, camas, armarios, mesas, sillas, etc, en las tiendas de maquetas te venden lotes completos para amueblar tu casa de muñecas según el estilo. Aunque también puedes adquirir por internet piezas que son auténticas joyas de coleccionista.

4 opiniones en “¿Cómo construir una casa de muñecas?”

  1. es una excelente oportunidad para divertirse y lograr realizar uno de los proyectos más fervientes , que desean los humanos. para los artesanos o los que llevan en su corazón, el deseo de trabajar con sus manos, pero aún no lo permiten sus ocupaciones, es ideal para ir planeándolo, poco a poco.¡ inténtenlo, jueguen, disfrútenlo!, es una parte muy importante de la vida. muchas gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *