Cómo cuidar de tu mascota

Ciencia Ir a comentarios 1

Tener  una mascota puede resultar gratificante, pero no es oro todo lo que reluce. Cuidar de tu animal de compañía es una difícil tarea, especialmente si no has tenido una experiencia previa. Antes de adquirir una mascota, investiga cómo se comporta y sus necesidades, ya que no es aconsejable tomar una decisión empeñado en una especie o raza.

Existen muchos tipos de mascota y cada una tiene una forma de crecer y alimentarse. Aquí te dejamos una serie de consejos para los animales de compañía más comunes.

El gato, la mascota del ronroneo

Alimentación: Cuando alimentes a tu gato con comida preparada industrialmente, recuerda darle agua en abundancia. De lo contrario, tu mascota podría llegar a tener problemas con la vesícula. Por cierto, si te gusta que el gato tenga un pelaje suave y brillante, nada como agregar un poco de mantequilla cruda en su alimentación.

Cómo cuidar de tu gatoEducación: Si tienes que castigar a tu gato, hazlo en el mismo momento en el que haga la mala acción, así comprenderá la causa por la que es reprendido. Pero no lo castigues si después de cazar un ratón lo deja a los pies de tu cama. Para él es toda una muestra de cariño y no la cochinada que seguro te parecerá a ti.

Un ovillo de lana es el juguete ideal para que el gato se pase horas distraído, pero también una tabla de madera blanda para que se afile las uñas y no destroce los muebles.

Enfermedades e higiene: Los gatos de pelo largo suelen tragarse tal cantidad de pelos durante su higiene diaria con la lengua, que éstos acaban formando una pelota en su estómago. Para ayudar a deshacérsela, incluye en el menú un platito de aceite de oliva.

Aunque los gatos son animales muy limpios, es aconsejable que cuando lo llevemos a casa por primera vez lo pongamos enseguida sobre un cajón con arena para que se familiarice con el lugar donde va a hacer sus necesidades.

Viajes: A los gatos no les gustan los espacios abiertos. Se asustan y suelen ponerse agresivos. Para que viajen seguros es necesario tener una cesta bien ventilada y lo suficientemente grande como para que pueda levantarse y darse la vuelta.  Unos días antes de emprender el viaje, acostumbra a tu mascota a merodear el interior de la cesta, la cual debe tener una abertura para que pueda verte durante el trayecto y viaje más tranquilo.

El perro, tu amigo fiel

Alimentación: Una buena alimentación repercutirá positivamente en el estado de salud del perro. No conviene darle huesos de ave a un perro porque pueden astillarse y dañarle la garganta. Los mejores son los grandes de vaca o ternera con tuétano en su interior. Y si desde que es pequeño acostumbramos a nuestra mascota a comer fruta, se le mantendrán los dientes blancos y mejoraremos la salud de nuestro mejor amigo.

Cómo cuidar de tu perroCuidados y educación: En épocas de fuerte calor es importante que acompañemos al perro a realizar sus ejercicios/necesidades en las primeras horas de la mañana y de la noche. Así podrá estar el resto del día donde mejor le parezca para librarse del calor.

Todo el mundo sabe que el juguete preferido de los perros son los zapatos. Así que… ¡cierra bien los armarios! Y si sales a jugar con él y le lanzas objetos para que te los devuelva, no utilices piedras porque le dañan los dientes.

Enfermedades e higiene: Después de dar un paseo por el campo con el perro es recomendable mirar sus orejas y patas , ya que podría haberse clavado alguna espina. Si así fuera, hay que extraérsela lo antes posible.

Y si quieres bañar a tu mascota, lo mejor es colocar una toalla o un trapo en el fondo para evitar que resbale. De esta manera estará más estable y se sentirá más seguro, por lo que dará menos problemas.

Sin embargo, a los perros no se les debe bañar más que una vez al mes, ya que tampoco es bueno abusar del jabón y el agua.  Aunque, eso sí, conviene limpiar diariamente el ano y la zona posterior del perro con una toalla húmeda, y los ojos con un pañuelo de papel y especial cuidado para evitar que aparezca la dermatitis.

Parásitos: Si alguna vez encuentras pegada una garrapata en tu perro, no tires de ella porque le harás daño a tu amigo. Frota la zona donde está el parásito con aceite y cebolla y se despegará rápidamente.  Recuerda que las pulgas no se acercarán a su mascota si por los sitios donde ésta suele andar hay ramas de helechos o agujas de pino frescas.

Aves, las mascotas voladoras                     

Alimentación: A los pájaros les gusta tener entre las rejas un trozo de cebolla o ajo para picotear. Es un buen aporte dietético que les da energía.  Además, si le das una hoja de lechuga, un trocito de jamón o un poco de carne picada, le estarás suministrando vitaminas y proteínas beneficiosas para su organismo. (Si tienes un canario, en los meses de invierno es conveniente darle algunas calorías extras, ya que son animales muy frioleros).

Cómo cuidar de tu pájaroCuidados: Si por motivos laborales tienes que pasar mucho tiempo fuera de casa y quieres que tu pájaro esté más aliviado durante esas horas de soledad, puedes dejar la radio puesta. El hecho de escuchar una voz humana hará que tu mascota se sienta mejor.

Además, todo pájaro necesita tener a su alcance un trozo de madera u objeto con el que limarse las uñas, porque si no puede hacerse heridas al rascarse. De igual modo, la jaula de cualquier ave debe limpiarse a diario, no sólo para evitar cualquier infección, sino también para librar a tu mascota del mal olor.

Hay que prestarles atención diariamente y dejarlos salir de la jaula de vez en cuando para que vuelen, vigilándolos atentamente.  Es importante buscarles un compañero del sexo opuesto y colocar en la jaula juguetes nuevos y variados.

 Enfermedades: En plena muda de plumas, no se debe cambiar la jaula de lugar, ni dejarla donde haya corrientes de aire porque tu mascota podría enfermar o morir.

Si tu pájaro comienza a desplumarse con insistencia ¡cuidado! Es posible que esté triste, molesto o aburrido. Por eso es necesario comprobar si le falta agua, comida o, simplemente, necesita un acompañante.

Es muy recomendable revisar el pico de los loros y periquitos y observar si tiene el tamaño adecuado porque si les crece demasiado no podrán comer. Si el pájaro se cae, se hace una herida abierta o crees que se ha podido romper un ala o una pata, no lo dudes, llévalo al veterinario.

1 opinión en “Cómo cuidar de tu mascota”

  1. Anónimo dice:

    Genial.hay cosas que no sabia
    .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *