Cómo organizarte para estudiar durante la época de exámenes

Educación cívica Ir a comentarios

Cuando llega el final del curso, siempre nos agobiamos por la cantidad de cosas que tenemos por hacer. Y es que en la época de exámenes tenemos de todo menos tiempo libre. Estudiar, realizar trabajos, las clases extra escolares, los amigos y el deporte o las aficiones. Si no sabes cómo organizarte para estudiar, esto te puede generar estrés, así que por ello te damos una serie de consejos.

Hay que organizar las tareas

Una de las principales razones por las que muchos alumnos se agobian durante la época de exámenes, es la falta de organización. Hay que fijar prioridades para que todo resulte más fácil.  Tenemos que saber qué queremos, cuáles son nuestros objetivos. Así podremos descubrir qué es más urgente y qué puede esperar. En otras palabras, cómo organizarte para estudiar es fundamental.
Sin embargo, también debemos tener claro que no siempre podemos huir de la presión y las obligaciones, claro. Los exámenes o los trabajos que tenemos que entregar en la escuela nos pueden estresar. Lo que hay que hacer entonces es empezar con lo que nos resulte más tedioso, es decir, con lo que menos nos guste hacer. Puede ser estudiar para el examen de esa asignatura que nunca nos ha gustado o comenzar a preparar el trabajo sobre un tema que nos resulta difícil. Y después de hacer estas cosas, podemos hacer otras que sí nos gustan y tomárnoslo como una recompensa: ir a nadar a la piscina o ir al cine con los amigos, por ejemplo.

Una manera de organizarse y no olvidarse de nada importante es apuntar las tareas en pequeños papeles y colgarlos en el armario. Cada vez que se realice una tarea se tira el papel, haciendo visible así el control sobre nuestras obligaciones.

Desconectar, tan importante como organizarte para estudiar

Es un hecho que la capacidad de concentración para el estudio tiene un límite de horas. Y sabiendo que para aprender es necesario concentrarse, no podemos forzar el estudio más allá de lo que nos permite nuestro organismo. Por ello, es necesario desconectar y buscar tareas que distraigan la mente de obligaciones y del estudio. Aunque no lo creas, levantar la vista del libro y realizar deporte, por ejemplo, hará que el aprendizaje sea más efectivo.

En resumidas cuentas: si logramos ordenar todas las cosas que tenemos que hacer según la importancia que tienen, todo nos resultará más fácil y dejaremos de verlas como obligaciones tediosas que cumplir.

Un buen ambiente es necesario 

¿Te pone de mal humor hacer deberes?  Para evitarlo te recomendamos que crees en casa un ambiente en el que estés cómodo y te sientas a gusto.  El lugar en el que trabajes en casa debe estar ordenado, organizarte para estudiar en este sentido también es importante. Evita que haya juguetes, móviles con el WhatsApp activo o cualquier otra distracción desperdigados por él. Aunque también es bueno, según dicen los expertos, que no sea un sitio frío.

Por otra parte, es básico que el lugar escogido para estudiar no sea ruidoso. Así, el comedor no es el mejor sitio para estudiar, ya que probablemente sea el lugar de la casa por el que transitan más personas. ¿Y qué hay de la gente que estudia con música? te preguntarás. No es lo más efectivo ni recomendable, ya que se necesita silencio para que todo lo que estás estudiando se quede grabado en tu cerebro. Ahora bien, utilizar música relajante para realizar algún trabajo, no es incompatible.

Hay que tener en cuenta la importancia de estudiar siempre en un mismo sitio que facilite tu concentración. Combinar tu habitación con la biblioteca, por ejemplo, es buena idea siempre y cuando en el lugar que escojas tengas a tu alcance todo el material necesario para el desarrollo de tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.