Consejos para ver una lluvia de estrellas

Ciencia Ir a comentarios

 

La lluvia de estrellas de ‘San Lorenzo’ es uno de los momentos mágicos y más espectaculares que nos deja el verano. Miles de estrellas entran en la atmósfera dejando su estela en el cielo y provocando un espectáculo para imperdible para el ojo humano.  Tendrás que agudizar la vista, pero aquí te dejamos una serie de consejos para verlo de la mejor manera.

Consejos para ver una lluvia de estrellas

No necesitas telescopio o prismáticos: El telescopio tiene un campo de visión angosto, es decir, amplia una zona pequeña del cielo, cuando lo que queremos es justamente lo contrario: ver lo máximo posible. Por ello, todo lo que necesitas para ver una lluvia de estrellas son tus ojos y, por supuesto, que la climatología acompañe y el cielo esté despejado y sin nubes que nos impidan ver tal fenómeno.

Abrigarse es importante: Sí, es verano, pero la temperatura nocturna desciende, por lo que si vas con indumentaria de playa (en bañador, camiseta de manga corta y  sandalias) lo pasarás realmente mal. Lleva contigo un jersey de verano o alguna manta con la que taparte mientras ver las perseidas.  De igual modo, puede que durante la noche te entre el hambre o la sed. Hay que ser precavido y llevar preparada tu mochila con un bocadillo y una botella de agua

lluvia de estrellasElige bien el lugar: deberás elegir una zona donde no haya contaminación lumínica, ya que de esta manera todo estará más oscuro y podrás apreciar con mayor claridad la lluvia de estrellas. Alejarse lo máximo posible de la ciudad y de las zonas con mucho ruido es lo más recomendable, aunque si el cielo está encapotado claro está que de nada nos servirá irnos a al campo.

La luna puede ser nuestro enemigo: Si hay Luna llena se verán menos los meteoros débiles y la actividad bajará, por lo que cuanto menor sea, mejor podremos apreciar la lluvia de estrellas. Conclusión: nuestro satélite trae consigo una contaminación lumínica contra la que no podemos luchar. Así que, en caso de coincidir con una gran Luna, deberemos dirigir la vista hacia las zonas más alejadas de esta.

Con paciencia y compañía, disfrutarás más: No esperes ir a una lluvia de estrellas y ver un meteoro cada vez que parpadeas. Lo más lógico es observar una estrella fugaz cada dos o tres minutos. La paciencia es fundamental, no desesperes. Por ello es recomendable acudir con tus amigos o pareja. Así tendrás de qué hablar y además ya se sabe que “cuatro ojos ven más que dos”, por lo que podréis abarcar mayor cantidad de cielo.

Acude a la hora idónea: ‘Lágrimas de San Lorenzo’ es el nombre que recibe una de las lluvias de Perseidas más conocidas que tiene lugar durante las noches del 11, 12 y 13 de agosto. Es cierto que no es la única, pero sí la más intensa, lo que añadido a su fecha veraniega facilita su visión. La hora más recomendable para acudir suele ser entre la media noche y las dos de la madrugada, cuando se prevé que haya un máximo de meteoros entrando en la atmósfera.

Mira la estrella polar: es dicho que las partículas que entran a la atmósfera provienen de la constelación llamada Perseo (de ahí el nombre de perseidas) pero muchos expertos coinciden en que lo mejor es no mirar a esa constelación, sino fijarse en la estrella Polar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *