¿Cuál es el origen de la expresión ponerse las botas?

Lenguaje Ir a comentarios 3

botas‘Ponerse las botas’ significa enriquecerse o conseguir un gran beneficio o provecho de alguna circunstancia. Pero, ¿cuál es el origen de esta expresión? Bien, ‘ponerse las botas’ procede de la época de romanos y bizantinos, cuando llevar este tipo de calzado era sinónimo de pertenencia a una clase social alta.

Al parecer, tan sólo los caballeros ricos y poderosos lucían entonces calzado alto, mientras que el resto, las clases más bajas, llevaban zapatos bajos. Esta circunstancia era susceptible de cambio; es decir, alguien sin dinero podía verse beneficiado de repente por un golpe de fortuna, momento en el que se decía de él que se ‘había puesto las botas’.

Actualmente, la expresión ‘ponerse las botas’ conlleva en ocasiones un matiz negativo. Es como si quienes se pusieran las botas se sirvieran para ello de actos ilícitos o lo hicieran empleando mala fe, aunque no siempre se usa la expresión con este sentido.

En cuanto a las botas, son definidas por la Real Academia Española (RAE) como un tipo de calzado, generalmente de cuero, que resguarda el pie y parte de la pierna. Las hay de muchas variedades y, generalmente, tienen tacón.

3 opiniones en “¿Cuál es el origen de la expresión ponerse las botas?”

  1. La expresión ponerse las botas viene ya del antiguo oeste americano. Tenéis que entender que los cowbois o vaqueros pasaban mucho tiempo lejos de sus pueblos y no eran muy limpios. En sus paradas en otros pueblos, los vaqueros iban al río del pueblo y se desnudaban hasta no llevar puesto nada más que las botas para bañarse. ¿Porqué se dejaban las botas puestas? Por las culebras del río. Entonces para avisar a la gente de los alrededores de que estaban desnudos en el río gritaban: «¡Botas! ¡Botas!»… y de ahí la expresión «Ponerse las botas».

    Tambien puede significar hartarse de sexo 😛

  2. En algún sitio leí que antiguamente los marineros embarcados iban descalzos para evitar resbalones en la cubierta. En las largas navegaciones escaseaba la comida y al llegar a puerto bajaban con el fin de atiborrarse para así compensar el hambre que tenían ….. para desembarcar tenían que ponerse las botas para no ir descalzos.

    Quería decir que todo el que iba a ponerse las botas era porque se iba a atiborrar de comida.

  3. Lo de «ponerse las botas» se utiliza también para los que comen mucho, por ejemplo dulces. Otras fórmulas empleadas son «ponerse morado» o «ponerse ciego».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *