¿Cuáles fueron los homínidos?

Ciencia Ir a comentarios 13

Según la teoría de la evolución de Darwin, el ser humano tuvo su origen en los primates de hace unos 65 millones de años, de los que también nacieron los simios, los monos y las musarañas. Durante su alzamiento, el humano recorrió un desarrollo gracias al que se gestaron las características que hoy poseemos. Todos los seres considerados antepasados del hombre actual -‘Homo Sapiens Sapiens’- se denominan homínidos. ¿Cuáles fueron los homínidos?

Los científicos distinguen varias especies a lo largo del tiempo, aunque todos comparten una serie de características básicas que los hacen pertenecer a este grupo. Todos pueden mantenerse erguidos y caminar en dos pies, tienen un cerebro relativamente grande en relación con los primates más antiguos, y cuentan con un dedo pulgar desarrollado, utilizado para sujetar y manipular objetos. Se calcula que su origen se remonta a aproximadamente 4,5 millones de años y se cree que los primeros cambios se dieron en el este y el sur de África.

El ‘Australopithecus’ -o simio sudafricano- es el homínido conocido más antiguo, el primero que se desplazaba de manera bípeda. Se alimentaba de hojas y frutas y su cerebro era similar al de los simios actuales. La raza dio origen al género Homo, en el que se definiría el humano actual, especie con la que conviviría y que al final lo sustituiría por razones desconocidas. De la misma manera, el ‘Paranthropus boisei’ y el ‘Paranthropus robustus’ se adscriben a otro grupo que también coincidió en el tiempo.

Así, hace aproximadamente hace 1,5 millones de años, nació el primer Homo, conocido como ‘Homo Habilis’. Dicha especie tiene una capacidad craneal superior y su altura podía llegar hasta el metro y medio. Su nombre hace referencia a su capacidad para tallar y fabricar sus propios utensilios de piedra. Ocasionalmente, además, comía carne, aunque no cazaba.

El desarrollo del ‘Homo erectus’ data de hace unos 1,3 millones de años. La diferencia principal radica en el tamaño corporal y cerebral. Era más alto, delgado, podía moverse más rápido y su pulgar se separó gradualmente de la mano. Dejó los primeros restos de viviendas, y creó utensilios como el hacha, la lanza o el cuenco de madera. Incluso aprendió a mantener el fuego. Aunque su origen ha sido debatido, algunas de los últimos descubrimientos aseguran que se desarrolló en Asia, pese a que hasta hace tiempo se creía que era el primer homínido inter-continental. Lo que antes se había considerado el ‘Homo erectus’ africano es ahora llamado ‘Homo ergaster’, especie que vivió entre hace 1,75 y 1,2 millones de años. Guarda parecidos físicos con el asiático, pero se especula que fue el primero en utilizar un primitivo lenguaje oral.

‘Homo neanderthalis’ -u Hombre de Neanderthal- es el espécimen que mayor debate ha causado en la comunidad científica durante décadas, pese a que sea el tipo de humano que mejor conocemos. Durante mucho tiempo fue considerado una sub-especie del ‘Homo Sapiens’, pero el consenso actual dicta que se trata de una rama separada de nuestra evolución. Lo que permanece como un misterio es el porqué de su desaparición. Su nombre lo recibe del valle del río Neander (Alemania), donde fueron encontrados sus primeros restos. Sin duda, fue el espécimen más avanzado de su tiempo.

El Homo sapiens, originado en África hace unos 150.000 millones de años, convivió con el Neanderthal, pero lo acabó sustituyendo para convertirse en el humano actual. Desarrolló tendencias artísticas, mejoró la caza y dio lugar a la agricultura, entre otras cosas. Con relativa rapidez, se expandió por todos los lugares del globo. Eso incluye el Hombre de Cro-Magnon, considerado primer Homo Sapiens europeo.

Éstas son las razas de homínidos más importantes de la evolución humana, sobre las que más datos se han podido recopilar. Los paleontólogos, sin embargo, han encontrados también fósiles de otras que son consideradas especies por algunos, aunque la denominación permanezca bajo debate científico. Según muchos, no tienen cualidades personales suficientes o, simplemente, no se tiene conocimiento sobre sus características.

Encontramos especies menos conocidas como el ‘Homo rudolfensis’, que vivió entre hace 1,9 y 1,6 millones de años. El ‘Homo heidelbergensis’, por su parte, también ha sido emparentado en muchas ocasiones con el Neandethal, y, aunque parece que no es antepasado directo del hombre actual, muestra signos evolutivos entre el ‘Homo erectus’ y el ‘Homo sapiens’. Asímismo, su antecesor descubierto en las cuevas de Atapuerca, y denominado ‘Homo antecessor’, ha causado debate entre los que lo colocan como especie única y los que le encuentran demasiadas similitudes con el ‘Homo Erectus/Homo ergaster’. No obstante, los paleontólogos descubren novedades y giros de teorías de manera regular, por lo que muchos de los detalles de cada especie cambia de manera bastante recurrente. Así lo ha hecho durante los últimos años.

13 opiniones en “¿Cuáles fueron los homínidos?”

  1. loos hominidos y sus ante pasados: Ocho millones de años atrás, casi toda África era una selva poblada por monos y muchas
    otras especies animales. Hubo grandes movimientos de la corteza terrestre y surgieron montañas
    que no permitían el paso de los vientos húmedos del Atlántico. Por eso, hacia el este, la
    selva se secó y en su lugar se formó una sabana de pastizales y árboles aislados. Los monos,
    desprotegidos ante las fieras, comenzaron a cambiar sus hábitos y sobrevivieron aquellos que
    mejor se adaptaron al ambiente. Entre los primates o monos, lo consiguieron los australopitecos
    (monos australes, del griego: ‘austral’, sur; y ‘pithecos’, mono).
    Los primeros australopitecos correspondieron a varias especies que surgieron hace 4,2 millones
    de años y vivieron hasta hace 1 millón de años en África. Estas especies tenían características
    parecidas al hombre, pero conservaban rasgos de los monos africanos.
    Según una clasificación general de los seres vivos, los australopitecos y otros monos
    antropomorfos (semejantes a los humanos) y el hombre se agrupan en una gran familia: la
    Hominoidea. En ella, el hombre y sus antepasados, pertenecen a la familia de los Homínidos.
    Es innegable la importancia del ambiente en la evolución de las especies, y las características
    de los homínidos están relacionadas con el ambiente en que vivían y sus posibilidades
    de adaptación.

  2. bricia saray garcia, yo lo leí y no soy nerd, primero:si no te gusta pues chido no lo publiques, dos:piensa en los demás,tres :quien lo dice lo es, cuatro: yo creo q la nerd eres tu por andar diciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *