¿Cuáles son los géneros cinematográficos?

Cine y TV Ir a comentarios

Adoramos las películas y las series. Si te encuentras alguna vez con alguien que dice que no le gusta el cine es porque no ha encontrado su género, porque no ha dado con su estilo favorito o porque solo ha visto formatos que le han dejado indiferente.

Como pasa con la literatura, hay muchas maneras de clasificar las películas y las series. Dependiendo de qué factor apliquemos podemos identificar docenas de géneros diferentes como el crossover, el documental, el western o las películas de catástrofes. La clasificación más típica es la temática, ya que podrás verla en webs de críticas cinematográficas, videoclubs (¿todavía existen donde vives?), portales de vídeo on demand como Netflix o en revistas.

A Luis no le ha gustado la película. A lo mejor no es el TIPO de película de Luis.
A Luis no le ha gustado la película. A lo mejor no es el TIPO de película de Luis.

El estilo de una película o de una serie está muy ligado a la emoción que quiere causar en el espectador y, de hecho, toman su nombre de ahí. Los géneros por estilo son compatibles entre sí: una película puede pertenecer al género de Drama y al de Fantasía, pero seguramente uno de ellos será dominante. Aunque hablemos de géneros cinematográficos, esta clasificación también se aplica a series, cortos y cualquier forma de contenido audiovisual. Aquí van:

 

Drama

El significado de esta palabra ha variado mucho desde su origen, en el teatro. Hoy solemos decir que algo es dramático cuando nos genera pena o tristeza porque llega a conmovernos. Con las películas y las series pasa lo mismo: El género dramático suele englobar historias que nos entristecen porque reflejan un conflicto doloroso en el que el protagonista lidia consigo mismo o con su entorno :’( Ejemplos: El padrino, Lo que el viento se llevó, La lista de Schindler.

Hombre llorando
Que no te dé vergüenza llorar con Forrest Gump, hombre. A todos nos ha pasado.

Comedia

¿A quién no le gusta reir? El género de la comedia engloba todas aquellas películas y series cuya principal función es causar risa. Pero claro, no todos tenemos el mismo sentido del humor. Seguro que conoces a alguien a quien no le haga gracia tu película de humor favorita. No te preocupes, es normal tener gustos distintos y la comedia nos afecta a todos de una manera particular. Ejemplos: El gran dictador, La señora Doubtfire / Papá de por vida, The Office.

Robin Williams
¡Qué pena que te hayas ido, Robin Williams!

Acción

Toda película contiene algo de acción, claro. Pero las películas que pertenecen a este género hacen de ello su principal tema. En las películas de acción, los protagonistas tienen que lidiar con sus conflictos de manera violenta. Verás armas, disparos, explosiones o combates a espada en las películas de acción, y casi siempre una lucha más o menos simplificada del bien contra el mal. Ejemplos: Batman: El caballero oscuro, Gladiator, El bueno, el feo y el malo.

Mel Gibson como William Wallace en Braveheart
Del bien contra el mal… o contra los ingleses. Porque en las pelis de Mel Gibson, los malos siempre son los ingleses.

Aventura

Una buena película de aventuras siempre tratará de emocionarnos planteándonos una historia en la que el protagonista se adentra en lo desconocido corriendo un gran riesgo. Los “territorios desconocidos” más típicos son las selvas, el espacio exterior, un antiguo templo misterioso  o el vasto océano. Ejemplos: Indiana Jones, Piratas del Caribe, Lawrence de Arabia.

Casa del vecino
La casa de tu vecino puede que sea territorio desconocido para ti, pero nosotros nos referimos a lugares más exóticos.

Terror

Sentir miedo por algo real es de las peores experiencias que hay. Pero nos encanta cuando el peligro lo está corriendo un personaje de ficción, ¿verdad? El terror es una de las emociones más potentes que podemos experimentar, y por eso este género es uno de los más manidos de la historia de la ficción (¡solo de vampiros hay miles de películas!). No hay historia de terror sin un villano en forma de asesino, ente fantasmal, bestia submarina o un cruel extraterrestre. Ejemplos: American Horror Story, Scream, It.

Zombie
O zombies. Por alguna razón, nos encantan los zombies.

Ciencia ficción

La ciencia ha hecho que a día de hoy podamos realizar cosas impresionantes. ¿Quién sabe lo que seremos capaces de hacer dentro de unos años? El género de la ciencia ficción nos presenta historias ambientadas en una sociedad avanzada (en el futuro, generalmente) en el que tienen lugar acontecimientos gracias a la ciencia pero que no suceden en el mundo actual, de ahí la palabra “ficción”. Espera ver coches voladores, viajes en el tiempo y extraterrestres en obras de ciencia ficción. Ejemplos: Matrix, La guerra de los mundos, El quinto elemento.

Nave ciencia ficción
Qué bonito sería ir a comprar el pan así.

Romance

Es mejor haber amado y haber perdido que nunca haber amado. Y no lo decimos nosotros, lo dijo un tal Shakespeare. Y es que el amor es capaz de suscitar en nosotros los sentimientos más poderosos: euforia, tristeza, nostalgia o ensoñamiento. Por eso hay miles de películas románticas. En ellas, el desarrollo que experimentan los personajes será amoroso y los sentimientos serán los protagonistas. Ejemplos: Romeo y Julieta, Titanic, Casablanca.

Pareja besándose bajo el agua
All you need is love, pero respirar también es importante.

Musical

Todas las películas tienen música, vale. Pero el género musical hace del cuarto arte su principal vehículo de expresión. Las películas de género musical se valen de las interrupciones musicales para explicar el desarrollo de la trama. Es muy común que en este tipo de obra también haya elaboradas coreografías de danza. Si no afinas el oído, no te enterarás de nada. Ejemplos: Moulin Rouge, Los Miserables, Cantando bajo la lluvia.

Moulin Rouge
Si es difícil decir algo, ¡Cántalo!

Suspense

También conocido como Thriller o Intriga. Ojo, porque terror no es lo mismo que suspense (pero casi). Por eso estos géneros  va de la mano. El suspense engloba películas en las que el riesgo y la tensión que ello suscita son los protagonistas. ¿Alguien ha puesto una bomba en un autobús? ¿Un terremoto se dispone a destruir la ciudad? ¿La tripulación de un submarino se encuentra atrapada a cientos de metros de profundidad? Entonces estás ante una obra del género de suspense. Ejemplos: Speed, Breaking Bad, Doce hombres sin piedad.

Chico agarrado a un saliente
¿A quién no le gusta el riesgo?

Fantasía

La gente imaginativa es capaz de crear universos impresionantes. Estos entornos, que nunca han existido ni existirán, son escenario de las obras pertenecientes al género de la fantasía. Suelen estar repletos de seres mágicos, razas fantásticas y elementos fuertemente inspirados en la mitología. Los unicornios, los elfos, la magia y los dragones no existen, así que si quieres oír hablar de ellos tendrás que recurrir al género fantástico. Ejemplos: El señor de los anillos, Harry Potter, Las crónicas de Narnia.

Tostada
En los mundos de fantasía, las tostadas caen boca arriba.

Pornográfico

¿Por qué ignorar lo obvio? El género pornográfico mueve miles de millones de dólares todos los años porque responde a un interés básico y universal: excitar sexualmente al espectador. Si no te importa, nos ahorraremos incluir ejemplos para este género. Somos un sitio respetable, ¿no?

Osito de peluche
Y en vez de foto relacionada, nos vemos obligados a poner un osito de peluche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.