¿De dónde proviene la cuarentena?

LenguajeSalud Ir a comentarios

La palabra cuarentena se ha hecho bastante común con motivo del ya más que famoso coronavirus. Para intentar detener la propagación del virus, numerosos países han adoptado dicha medida, impidiendo a las personas salir de sus casas salvo necesidades de causa mayor. Pero ¿de dónde proviene la cuarentena? 

¿De dónde viene la cuarentena?

Si bien etimológicamente la palabra cuarentena proviene de Quaranta giorni en italiano, que a su vez proviene de la palabra quadraginta en latín y que se traduce como “cuatro veces diez”, como medida  sanitaria comenzó a aplicarse en Venecia en el siglo XIV. Por aquel entonces la peste negra, la pandemia más desoladora de la historia de la humanidad, alcanzó su punto máximo. Las víctimas sufrirían hinchazón y sangrado dolorosos y sus cuerpos empezaban a descomponerse incluso antes de que estuvieran muertos.

cuarentena

La conocida ciudad italiana era un epicentro comercial con el Oriente y a sus aguas llegaban barcos cargados de todo lo imaginable, desde el mundano trigo hasta sedas, gemas, tintes, especias y telas. Pero todos esos buques que traían lujos exóticos del Este traían también ratas y enfermedades igualmente exóticas, como la peste bubónica. Para evitar la propagación, a los venecianos se les ocurrió una drástica solución. Todos los barcos, y sus correspondientes tripulantes y productos, debían permanecer durante 40 días en la isla de Lazzaretto Vecchio, en el borde oriental de la laguna veneciana.

Dicho territorio, que es hoy en día visitable, se convirtió en el primer hospital de aislamiento en la historia. Cualquier persona que mostrara los síntomas de la peste bubónica era enviada inmediatamente a la isla. De hecho, si buscamos la definición de lazareto en el diccionario, encontramos lo siguiente:  

  1. Recinto sanitario que se dedica a la observación y tratamiento de desinfección de personas que pueden ser portadoras de una enfermedad contagiosa.
  2. Situación de las personas o de las cosas sometidas a observación antes de admitirlas en un lugar determinado para asegurarse de que no resultan peligrosas o inconvenientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *