¿De dónde viene la expresión 'tumbarse a la bartola'?

Lenguaje Ir a comentarios

tumbarse-bartola
‘Tumbarse a la bartola’ es sinónimo de abandonarse al reposo sin mayores miramientos. Relajarse, ponerse bien cómodo, holgazanear incluso, descansar sin hacer nada más. Se trata de una expresión muy popular que seguramente habrás escuchado muchas veces e incluso utilizado. ¿Sabes cuál es el origen de ‘tumbarse a la bartola’?

Bartola viene de Bartolomé, santo apostol y patrón de artesanos peleteros cuya festividad se celebra el 24 de agosto. Coincide que es precisamente en esa fecha cuando tradicionalmente terminaba la recogida de la cosecha. Los trabajos del campo habían sido hasta entonces arduos, duros, tediosos, y los campesinos aprovechaban la ocasión para divertirse con actividades populares y, sobre todo, descansar.

Se da la circunstancia de que en algunas zonas de España ‘bartola‘ es también una forma coloquial de referirse a la tripa. Este detalle no hace sino añadir sentido a la expresión que nos ocupa, una especie de juego de palabras que podríamos traducir como ‘descanso tras el trabajo’ o ‘descanso tras la comida’.

Para más información, os diremos que fueron los humanistas quienes acuñaron el formato ‘a la bartola‘ en el siglo XV. Actualmente, su sentido es la mayoría de las veces peyorativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.