¿Dónde luchaban los gladiadores?

Lugares Ir a comentarios

Los gladiadores eran luchadores armados que entretenían a la plebe en combates violentos entre ellos, o contra animales salvajes, durante la República y el Imperio Romano. El origen de estos combates se remonta a la época etrusca, cuando se celebraban peleas entre prisioneros en torno a las tumbas de los héroes fallecidos en combate para honrar a Saturno. Sin embargo, pese a que los combates entre gladiadores comenzaron como un rito religioso, pasarían a ser parte de la vida romana durante el siglo III a.C., llegando a convertirse en una pasión desenfrenada. Hasta tal punto que, en toda ciudad romana que se preciara, era fácil encontrar un anfiteatro para presenciar estos espectáculos lúdicos.

¿Cómo eran las plazas donde luchaban los gladiadores?

Estos espectáculos se llevaban a cabo en los anfiteatros, que en la mayor parte de las ciudades llegaron a ser los edificios más importantes, junto con los circos para carreras y los baños públicos. El más grande y conocido fue el Coliseo de Roma (aún en pie) y es seguramente la obra más grandiosa de la arquitectura romana, ya que en él se utilizaron las más variadas técnicas de construcción. De hecho, es considerado en la actualidad una de las Siete Maravillas del Mundo. Bajo el mandato del emperador Vespasiano en el año 72 d.C. en apenas diez años se construyó el anfiteatro con capacidad para unas 55 mil personas. ¡Era tan grande como un estadio de fútbol!

El Coliseo Romano
El Coliseo de Roma donde se ve la parte subterránea

De diferentes tamaños, los anfiteatros tenían características similares. La tribuna, desde donde mejor se veían las batallas, estaba reservada para el Emperador y su familia, mientras que el resto de espectadores se iban sentando según su nivel de riqueza e importancia, situándose los más pobres en la parte más alta. En el suelo, cubierto de arena y madera, tenían lugar los combates y bajo él había pasadizos, jaulas para los animales y mazmorras donde estaban los prisioneros que participaban en los juegos.

Los gladiadores

El gladiador recibe tal nombre debido al arma principal que solían portar consigo: una espada corta, de hoja recta y muy similar usar la de los legionarios romanos que se llamaba gladius. La mayor parte de los gladiadores eran esclavos o criminales, pero también había hombres libres que elegían ganarse la vida de esa manera. De hecho, existían por aquel entonces escuelas de gladiadores que formaban a los luchadores en un tipo de combate específico para que luego éstos se jugaran la vida en la arena ante un público sediento de sangre. Ponían en riesgo su vida, pero con unas ganancias muy lucrativas. Tal es así, que muchos se convertían en ídolos de la gente y otros ganaron tanto dinero que pudieron comprar su libertad para ser ciudadanos romanos.

Aunque en muchas películas se ha reproducido la vida de un gladiador como un espectáculo salvaje, los combates no eran tal. En muchas ocasiones los vencidos eran perdonados y cuando el emperador daba la orden de matar, era para aliviar su sufrimiento. Era un combate entre caballeros en el que obviamente se derramaba sangre, pero la muerte no era el principal atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *