El invento del periscopio

SociedadTecnología Ir a comentarios 20

periscopio2

El periscopio es un instrumento óptico que se utiliza para observar desde posiciones ocultas, inaccesibles a nuestra visión de una manera directa. Consiste en un tubo vertical en el que se instalan espejos o prismas, siendo probablemente el más popular el naval, el que se emplea en los submarinos para poder ver desde el fondo del mar. ¿Sabes quién inventó el periscopio?

La invención del periscopio tiene sus precedentes en los telescopios y otros instrumentos oculares que se servían de lentes para cumplir su función. Ahí encontró la semilla la norteamericana Sarah Mather, quien en 1845 patentó un aparato que permitía observar las profundidades de los océanos a buques de navegación. Este primer dispositivo determinaba además posiciones y distancias desde posiciones ‘ciegas’.

Otros nombres históricos ligados a los primeros periscopios y su posterior desarrollo fueron los de Johannes Hevelius (1611-1687), Hippolyte Marié-Davy (1820-1893), Simon Lake (1866-1945), Sir Howard Grubb (1844-1931) y Morgan Robertson (1861-1915).

Actualmente los periscopios tienen las siguientes aplicaciones principales:

– Observación de buques
– Observación de aviones
– Estimación de distancias para un ataque
– Introducción de datos en sistemas de tiro o lanzamiento de torpedos
– Navegación por marcaciones costeras en inmersión
– Navegación astronómica en inmersión

20 opiniones en “El invento del periscopio”

  1. Leyendo los comentarios no hay que ser groseros pues tal vez lo copio o tal vez no pero hay que agradecer que lo pudo subir. Gracias sirvió mucho.

    7
    3
  2. Leyendo los comentarios no hay que ser groseros pues tal vez lo copio o tal vez no pero hay que agradecer que lo pudo subir. Gracias sirvió mucho.

    3
    3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *