¿Qué es la fiesta de San Fermín?

Ciencias SocialesDías internacionales Ir a comentarios

San Fermín es una de las fiestas más grandes del mundo que se celebra en Pamplona (España) cada año del 6 al 14 de julio. Miles de personas de diferentes nacionalidades se congregan en la parte antigua de la ciudad para vivir una de las celebraciones con mayor fama mundial.  Y es que hay fiesta a todas horas y para todo tipo de gente de manera ininterrumpida durante una semana. Pero si por algo es mundialmente conocida, es por su encierro.

El encierro y la vestimenta

Esta es sin duda la actividad más famosa de la fiesta de San Fermín. Consiste en un recorrido de unos 800 metros por las calles de la ciudad, donde los toros persiguen a los expertos (y no tan expertos) corredores hasta la plaza de toros.  No es obligatorio correr el encierro para vivir esta experiencia. De hecho, los balcones de los pisos que se encuentran en el recorrido siempre están llenos de gente que quiere vivir el encierro de cerca, pero sin sufrir riesgo alguno. Pero eso sí, todos han de ir con la vestimenta tradicional: pantalón y camiseta blancos, pañuelo rojo y calzado cómodo.

Durante todo este tiempo ha habido momentos de todo tipo. Desde encierros fugaces en los que nada ha ocurrido hasta vivir carreras muy peligrosas. Así sucedió con ‘Olivitio’, un toro de 600 kilos que se quedó rezagado y durante 3 minutos sembró el pánico por las calles de la ciudad en el encierro más peligroso de San Fermín.

¿Quién fue San Fermín?

San Fermín fue el primer obispo de Pamplona y su culto no se documenta hasta el siglo XII, cuando se importó de la ciudad francesa de Amiens, donde sufrió martirio después de bautizar a miles de personas.

Los orígenes de las fiestas se remontan a la Edad Media y están relacionados con los actos religiosos en honor al patrón, intensificados a partir del siglo XII y acompañadas de festejos taurinos. Durante décadas se celebró el 10 de octubre, pero fue en 1590 cuando la fiesta de San Fermín fue trasladada al 7 de julio.

Hoy en día, es tradición que los corredores del tramo de Santo Domingo entonen un cántico para pedir protección a San Fermín, patrón de las fiestas, tratándose de uno de los momentos más emotivos de la mañana.

Ernest Hemingway universalizó las fiestas de San Fermín

Este escritor norteamericano consiguió universalizar las fiestas de San Fermín y las hizo mundialmente conocidas gracias a sus visitas y a su novela ‘The Sun also Rises’. La atracción de sus historias y de sus crónicas en el semanario Toronto Star aún siguen en vigor, por lo que muchas personas acuden a Pamplona impulsados por la literatura de dicho escritor.

Hemingway escuchó Pamplona por casualidad cuando era un corresponsal en París, y decidió acudir a conocer esta pequeña ciudad española. Quería hacer un reportaje sobre aquella extraña costumbre de “soltar los toros por la calle”. El norteamericano tenía apenas 24 años y se apasionó tanto de la fiesta torera que regresó a Pamplona hasta en ocho ocasiones más. Y es que para él Pamplona representaba diversión, alcohol, amigos, mujeres, toros…en definitiva, la “buena vida” que tanto le gustaba.

En 1968 la alcaldía de Pamplona levantó, agradecida, una estatua a Hemingway. Esta se encuentra en los jardines del coso pamplonica y hoy, durante las frías mañanas, son muchos los turistas norteamericanos los que se echan en su base a dormir y pasar la fiesta del día anterior y  coger fuerzas para iniciar una nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.