¿Llegó realmente el hombre a la Luna o fue todo una mentira?

Ciencias Naturales Ir a comentarios

El 21 de julio de 1969  la misión Apolo 11 puso a sus tripulantes en la Luna, pero cientos de artículos, libros, documentales y programas de televisión se han empeñado en negar la historia. Entonces, ¿llegó realmente el hombre a la luna o fue todo una invención del gobierno norteamericano? Lo cierto es que ha sido un evento atacado por los encantados a las teorías de la conspiración, pero existen pruebas suficientes para aceptar que la nave Apolo 11 completó su misión, llevando a Neil Armstrong  y a Buzz Aldrin a ser los primeros visitantes de nuestro único satélite.

Armstrong y Aldrin no fueron los únicos en pisar la Luna

Un total de 12 hombres han tenido el privilegio de pisar la Luna y caminar sobre su superficie. Todos ellos lo hicieron en el periodo comprendido entre 1969 y 1972, en diferentes misiones. Sin embargo, es cierto que nadie más ha conseguido volver a la Luna debido a los altos costes económicos que generaba. En el contexto de guerra fría, y en la batalla entre Estados Unidos y la Unión Soviética por demostrar cuál de las dos super-potencias era la primera en conquistar la Luna, no se escatimaron en gastos que, una vez conseguido el objetivo, no tenía ya razón de ser.

El último privilegiado en dejar su huella en nuestro satélite fue Eugene Cernan. Anteriormente habían pisado la Luna: Harrison Schmitt, John Young, Charles Duke, David Scott, James Irwin, Edgar Mitchell, Alan B. Shepard, Alan Bean, Charles Conrad, Buzz Aldrin y Neil Armstrong.

¿Por qué ondea la bandera en la Luna?

Esta es sin duda la teoría de conspiración más difundida del viaje a la Luna. Allí no existe viento debido al vacío en el espacio. Siendo esto cierto, ¿cómo es posible que ondee la bandera de los Estados Unidos? La explicación oficial cuenta que la bandera no ondea, está arrugada porque los astronautas la llevaban en un tubo estrecho y que al no poder extenderla del todo quedó como un tejido arrugado.

En las fotografías no hay estrellas, pero sí sombras imposibles

Es cierto que no se aprecia ni una sola estrella en ninguna fotografía, algo extraño teniendo en cuenta que no hay nubes ni atmósfera, por lo que los astros deberían ser permanentemente visibles. Sin embargo, la NASA se defiende alegando que la luz reflejada en la superficie lunar borra las estrellas de las fotos y que las irregularidades del terreno proporcionan diferentes tipos de proyección de sombra.  Por el contrario, la conspiración asegura que resulta muy difícil crear las estrellas y que ante la posibilidad de evidenciar el fraude, decidieron dejar el fondo negro. Pero ¿por qué la NASA, tras gastarse importantes cantidades de dinero en “montar” una mentira cometería un error tan estúpido?

El espejo dejado en la Luna

Esta es posiblemente la defensa más contundente que existe a favor del alunizaje del Apollo 11. El LR-3, como se llama, se ha estado usando durante más de 35 años y ha servido para descubrir la distancia que existe entre la tierra la Luna. Está diseñado de tal manera que refleja la luz en la misma dirección de la que procede. Si lanzas un rayo láser desde un telescopio y cuentas el tiempo que tarda en regresar a la fuente, puedes calcular la distancia entre los dos cuerpos.  Las coordenadas lunares a apuntar son: 0,67337º N, – 23,47293º E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.