¿Por qué febrero tiene 28 días?

CienciaSociedad Ir a comentarios

¿Nunca te has preguntado por qué febrero es el mes que tiene menos días? El segundo mes del calendario gregoriano, que consta solo de 28 días (o 29 en año bisiesto) supone además el fin del invierno en el hemisferio norte, mientras que para quienes viven en el hemisferio sur, febrero es el final del verano. Pero, al margen de esta pequeña diferencia, la corta duración de este mes es idéntica en todas partes. Explicamos a continuación por qué febrero tiene 28 días.

Los cambios en el calendario

El calendario actual y que hoy tan bien conocemos no siempre ha existido de igual manera desde su elaboración. A lo largo de los años sufrió numerosos cambios y actualizaciones hasta que se acordó registrar el paso del tiempo en forma cíclica.

Gracias a los historiadores se sabe que los primeros calendarios fueron creados en el antiguo Egipto para poder calcular las crecidas del río Nilo. Así, estaban basados en ciclos solares que se dividían en tres estaciones con meses de 30 y 10 días.

Por el contrario, los romanos tenían otra versión del calendario basado en ciclos lunares.  Tenía diez meses de 30 y 31 días cada uno, lo que hacían un total de 304. Además, éste no comenzaba en enero como ahora, sino que lo hacía en el mes de marzo. Por ello, septiembre era el séptimo mes, octubre el octavo, noviembre el noveno y diciembre el décimo, de ahí sus nombres.

siete maravillas del mundoSin embargo, quedaban 61 días de invierno en el olvido. Y aunque en un principio estaban de acuerdo por el hecho de que en esa estación del año no había nada que cosechar, el calendario de Romulus no se adaptaba al ciclo lunar. Así, el rey Numa Pompilius fue quien decidió adaptar el calendario para respetar los 12 ciclos lunares y terminar con los desfasajes, añadiendo los meses de enero y febrero al final . Había un total de 355 días.

Entonces…¿ por qué febrero tiene 28 días?

Cada uno de los meses tenía ahora 28 y 29 días, pero por aquel entonces se pensaba que los números pares traían mala suerte y por tanto aquella no era la mejor manera de distribuirlo. De nuevo se adaptó el calendario y quedó tal que así:

Martius: 31 días, Aprilis: 29 días, Maius: 31 días, Iunius: 29 días, Quintilis: 31 días, Sextilis: 29 días, Septiemre: 29 días, Octubre: 31 días, Noviembre: 29 días, Diciembre: 29 días, Ianuarius: 29 días, Februarius: 28 días (al ser el último mes en incorporarse, se pensó que no pasaba nada por dejar los días en número par)

Tras la llegada de Julio César al poder, este se dio cuenta de que aquel calendario también tenía fallos por lo que, como ya hicieran los egipcios, optó por alinearlo con el sol. Además, colocó a enero como el primer mes, creando el calendario tal y como lo conocemos ahora. Febrero, conocido por el mes de la purificación, siguió quedándose con 28 días.

Julio César y por qué febrero tiene 28 díasExisten otras teorías que explican por qué febrero tiene 28 días y, aunque no difieren del resultado final, sí lo hacen del proceso. Según éstas, Julio César adaptó el calendario tal y como explicamos previamente, pero dejando los meses impares con 31 días y los pares con 30. A Febrero, que fue el último en añadirse, se le colocaron 29 días, obteniendo así los 365.

Además, el político y militar romano pudo quedarse con un mes en su honor, al que llamó Julio (31 días). Su hijo adoptivo, Cayo Julio César Augusto, tuvo el mismo privilegio y escogió el sexto mes del calendario, al que llamó Agosto. Pero, como éste tenía 30 días, suponía una inferioridad para el nuevo emperador, por lo que, para igualar dicha cifra, decidió quitarle un día más a Febrero, dejándolo en 28 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *