¿Por qué roncamos? ¿Se puede evitar?

Ciencias Naturales Ir a comentarios 1

Puede que te hagas esta pregunta a menudo si compartes la habitación con un familiar que ronque mucho. O a lo mejor eres tú esa persona, y cada vez que te despiertas oyes cómo se quejan de lo mucho que roncas y lo incómodo que es dormir en el mismo cuarto que tú. ¿Por qué roncamos? ¿Se puede evitar?

No te preocupes. Si padeces los ronquidos de otro, o si eres tú la persona que los emite, no estás solo. El 45% de los adultos ronca de vez en cuando, y en torno al 15% lo hace de manera habitual. Aunque estas cifras comprendan tanto niños como adultos, hombres como mujeres,  los que más tienden a roncar son los varones con problemas de sobrepeso. También es muy común encontrar entre los roncadores a gente con disfunciones nasales (tabique torcido, pólipos, alergia…), asmáticos, enfermos de gripe y otros trastornos respiratorios y a dormilones bajo los efectos del alcohol u otras drogas.

El ronquido es un sonido que emitimos cuando el aire tiene dificultades para entrar a nuestro sistema respiratorio. Este ruido se suele producir en el punto en el que confluyen tres partes de nuestro sistema alimenticio y respiratorio: La lengua, el paladar y la úvula o, para que nos entendamos, donde termina la boca y comienza la garganta. Estas partes suelen quedar relajadas cuando nos encontramos en una fase de sueño profundo y, en algunas personas, se produce un bloqueo parcial del conducto respiratorio. En estos casos, el aire pasa por un espacio demasiado estrecho y da lugar a una vibración en esos tejidos que emite al sonido característico del ronquido.

Roncar
Este ruido se suele producir donde termina la boca y comienza la garganta

El ronquido también puede ser síntoma de apnea hipopnea, una enfermedad que produce que, durante el sueño, la respiración se interrumpa total o parcialmente y el cuerpo obtenga menor oxígeno del que debería, dando lugar a un descanso deficiente. Este trastorno, también conocido simplemente como “apnea”, debe ser tratado por un especialista para combatir su causa y sus efectos. Por eso es bueno que las personas que roncan mucho o con mucha frecuencia visiten el médico para saber si son enfermos de este síndrome.

Es difícil determinar si el ronquido tiene solución o no, ya que las causas en cada caso pueden ser totalmente distintas. En los casos en los que sea ocasionado por causas “atajables” (obesidad, tabaco, amigdalitis, etc.), un cambio de hábitos, un tratamiento farmacológico o una operación quirúrgica puede terminar de raíz con el problema de los ronquidos. Hay muchas personas que roncan al dormir en determinada postura. La más común de ellas sería boca arriba ya que la mandíbula, al relajarse, cae y obstruye parcialmente los conductos respiratorios. En esos casos, lo más sencillo es tratar de evitar esa postura.

1 opinión en “¿Por qué roncamos? ¿Se puede evitar?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.