¿Qué es el plagio?

LenguajeTutoría Ir a comentarios

Es viernes por la tarde, y lo único que se interpone entre ti y el fin de semana es un aburrido trabajo sobre la teoría de la relatividad general de Einstein, en el que tienes que explicar con tus palabras en qué consiste y cuáles son sus principios. En Internet hay muchas páginas que te ofrecerán información útil sobre este tema, y copiar ese texto y pegarlo tal cual en tu tarea puede sonar tentador. ¡Cuidado! Utilizando la información de esta manera te estás adentrando en el pantanoso mundo del plagio. Además de un suspenso, el plagio puede acarrear consecuencias más graves.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, el plagio es algo tan sencillo como una “idea u obra literaria, artística o científica de un autor, que se presenta como si fuera propia”. Cuando presentas un trabajo académico o una publicación de cualquier tipo estás atribuyendo la información que contiene como propia, a no ser que indiques lo contrario (como nosotros, al principio de este párrafo). Es decir, la persona que lea lo que has escrito supondrá que ese texto o esos datos los has elaborado tú.

Burla
Imitar a tu hermano cuando habla no es plagio, pero está feo

Hacer plagio es romper las reglas a dos niveles. En primer lugar, el que plagia comete una falta académica, porque está haciendo trampas en el desempeño de su tarea escolar: Cuando realizas un trabajo se te está encargando que elabores contenido propio que, aunque esté fundamentado por información y datos ajenos (internet, tu libro de historia, etc.), contiene tus conclusiones e ideas. En segundo lugar, cuando plagias estás haciendo un uso indebido del trabajo de otra persona. Si alguien ha registrado información con su nombre, y es por lo tanto autor de dicha publicación, el que plagia su obra está incurriendo los derechos de propiedad intelectual y está cometiendo un delito que puede tener consecuencias económicas y hasta penales.

Mugshot
“Yo solo quería acabar antes los deberes de historia”

Que exista el plagio no quiere decir que esté prohibido basarse en información ajena para hacer nada. De hecho, la mayoría de investigaciones académicas se basan en el trabajo de otros utilizando un valioso recurso: La cita. Aquí te explicamos el tipo de citas que hay y cómo realizarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.