¿Qué es la energía eólica?

Ciencia Ir a comentarios 2

Wind turbines farm on sunset in winter

Los parques eólicos construidos en tierra suponen una fuente de energía cada vez más competitiva e incluso, en muchas regiones, más barata que otras fuentes de energía convencionales. Como en el caso de la energía solar fotovoltaica, pequeñas instalaciones pueden proporcionar electricidad en regiones aisladas sin acceso a la red eléctrica. En este post os contamos en qué se basa la energía eólica.

La energía eólica es la energía que se obtiene a partir del viento, es decir, la energía cinegética promovida por las corrientes de aire, que se convierte en otras formas de energía aptas para las actividades de consumo humano. Su nombre toma como referencia al dios mitológico del viento Eolo y son muchas sus ventajas. Renovable, ecológica y respetuosa con el medio ambiente, esta energía se está convirtiendo en una de las técnicas más extendidas y productivas a escala mundial para generar energía eléctrica.

A través del uso de aerogeneradores, se utiliza la energía del viento para producir electricidad. El movimiento de las turbinas posibilita transformar la energía cinegética del viento por energía mecánica. La cantidad de energía que se puede obtener varía en función de los molinos de viento.  A mayor longitud de las aspas, se obtiene más potencia y, por lo tanto, más energía.

Para obtener rendimientos óptimos resulta necesario hacer un estudio previo del emplazamiento donde se colocarán los aerogeneradores. Para ello, es necesario medir el viento a diferentes alturas y comprobar la dirección del mismo y su velocidad. Una vez realizado el estudio previo, que cuenta con una duración media de un año, los aerogeneradores deben ser instalados en suelos no urbanizables para evitar la contaminación acústica que desprenden los parques eólicos.

2 opiniones en “¿Qué es la energía eólica?”

  1. me gusta mucho la electricidad y la energia eólica deberia ya de estar en todos los paises del mundo, pero a la voz de ya antes de que nos acabemos el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *