¿Qué significa huachicol?

Sociedad Ir a comentarios

Seguramente durante todo el año habrás oído o leído la palabra huachicol. De hecho, en México durante meses casi no se hablaba de otra cosa, y es que el término se ha popularizado de un tiempo a esta parte para referirse al robo de combustible. Pero, ¿qué significa huachicol y cuál es el origen de esta palabra? Te lo contamos.

¿Qué significa huachicol y de dónde viene?

huachicol

Si bien es cierto que se ha debatido en el país de México acerca del origen exacto de esta palabra, la gran mayoría de los especialistas coinciden en que su raíz viene de la palabra en lengua maya ‘huach’, término utilizado para referirse a los forasteros. Sin embargo, el Diccionario de Mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua recoge que otra de sus acepciones, sobre todo en la región sureste, es la de ladrón.

Pero, con independencia del origen de dicha palabra, el sustantivo huachicol tiene dos acepciones en México: en primer lugar se hace referencia al tequila adulterado con azúcar de caña, método empleado con asiduidad por los delincuentes para obtener mayores réditos de las bebidas; por otro lado, se hace alusión a  una especie de vara larga con una canastilla en el extremo y que se utiliza para bajar la fruta de los árboles, como peras o manzanas.

Así pues, el Diccionario del Español de México define el concepto huachicolero como aquella persona que se dedica a bajar fruta de los árboles utilizando un huachicol, pero también a los delincuentes que se dedican a robar gasolina perforando los oleoductos.

¿Qué está sucediendo en México con los huachicoleros?

La actividad previamente descrita empezó a tomar relevancia después de que la propuesta de liberación de precios de combustible del presidente Enrique Peña Nieto saliera adelante . Aún hoy, en muchas zonas del país mexicano la producción y comercialización de productos adulterados, piratas o robados se ha convertido en una actividad aceptada por sus propios habitantes, bien sea por intereses económicos o por miedo a represalias.

Generalmente, el robo de combustible se realiza directamente de los oleoductos de Petróleos Mexicanos, donde los huachicoleros realizan un corte e instalan una llave para poder extraer el máximo combustible posible para venderlo después. Esta actividad ilegal es posible llevarla a cabo por la escasa infraestructura en la carretera existente y la cercanía de los ductos (tuberías que trasladan el petróleo) que comercializan combustible hacia el centro de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *