¿Quiénes formaban parte del 'Brat Pack'?

Cine y TV Ir a comentarios

Si los 60 cinématográficos -y musicales- pertenecieron al ‘Rat Pack’, los ochenta estuvieron marcados, sin atisbo de duda, por el adolescente ‘Brat Pack’. La década donde Hollywood, empujado por el éxito de ‘La guerra de las galaxias’, llenó las salas de películas de aventuras y entretenimiento hasta la extenuación, vio crecer a un grupo de actores veinteañeros que constantemente cruzaban sus caminos, en la realidad y la ficción. Como reflejo de la época, no faltaron tampoco los tonteos con las drogas, el sexo, la fama y todo tipo de controversias en el ojo público. Pero, ¿Quiénes formaban parte de este ‘Brat Pack’?

El nombre anglosajón hace referencia de manera directa al ya mencionado grupo de talentos de los 60, aunque el inglés ‘brat’, con significado ciertamente peyorativo, se traduce como ‘niño mimado’ o ‘malcriado‘. No es casualidad, no en vano, que esta hornada de jóvenes estrellas no solo fueran conocidos por su talento frente a la cámara, sino también por sus fiestas, repletas de desenfreno.

El término fue acuñado por el periodista David Blum en la Revista ‘New York’, donde un artículo de portada narraba las peripecias por las que pasaban los jóvenes para deshacerse de las acosadoras groupies, en una fiesta en el Hard Rock Café de Los Ángeles. Durante años, siguieron siendo carnaza de las revistas sensacionalistas. Su comportamiento de dioses llegó casi al nivel de icónico.

Habitualmente cruzando sus caminos en el celuloide, protagonizaron una serie de películas sobre la madurez y la rebeldía. Ellos son el mejor ejemplo de ese subgénero cinematográfico que conocemos como coming-of-age, y que retrata el crecimiento psicológico y moral de una serie de personajes durante su ‘tierna’ adolescencia. Sin embargo, después de tocar el techo del éxito a mediados de los 80, la carrera adulta de la mayoría brilló por su ausencia. Nadie dijo que ser un niño prodigio de Hollywood fuera fácil. Y es que, más allá de sus películas colectivas, sus trabajos individuales habituaban a ser mediocres.

Uno de los máximos perpetradores de este fenómeno de masas fue el legendario director John Hughes, quien juntó a muchos de estos nombres semi-desconocidos para ‘El club de los cinco’ (The Breakfast Club). Ese mismo 1985 aterrizaría en la taquilla, además, ‘St. Elmo, punto de encuentro’ de Joel Schumacher, que compartía a varios de los protagonistas. Así, podríamos considerar a Emilio Estévez, Anthony Michael Hall, Rob Lowe, Andrew McCarthy, Demi Moore, Judd Nelson, Molly Ringwald, y Ally Sheedy el epicentro de este movimiento.

Estévez, Nelson y Sheedy aparecían en ambas cintas. Previamente, algunos de ellos ya habían tenido la oportunidad de cruzar sus caminos en películas igualmente importantes para su devenir. ‘Rebeldes’ de Francis Ford Coppola (con Estévez y Lowe); ‘Class’ (donde aparecían Lowe y McCarthy), y ‘Dieciséis velas’ del propio Hughes (donde compartían planos Michael Hall y Ringwald) son solo una muestra de sus colaboraciones.

En el grupo tampoco faltaba Charlie Sheen, que, siendo hermano de Emilio Estévez, era compañero de fiesta habitual de la banda principal. En la gran pantalla, no obstante, sólo se dejó ver en un cameo en ‘Wisdom’ (1987), dirigida por su hermano y co-protagonizada por Demi Moore, el nombre con la trayectoria más memorable de entre los nacidos de esta generación. Del mismo modo, James Spader y Robert Downey Jr. acabarían protagonizando numerosas cintas junto a la pandilla. Otras caras reconocibles de esta ola son C. Thomas Howell, Kevin Bacon, Matthew Broderick, Jon Cryer, John Cusack, Jami Gertz, Mary Stuart Masterson, Sean Penn, Lou Diamond Phillips, Jennifer Grey, Patrick Swayze, Kiefer Sutherland o Lea Thompson. Harry Dean Stanton, además, sirvió como una especie de mentor, tras coincidir con algunos en ‘Amanecer rojo’ (1984).

De manera extra-cinematográfica, sus vidas saltaban al papel una y otra vez. La lucha con las drogas de Demi Moore y Ally Sheedy, por ejemplo, fue de todo menos privada. Todo acabó por explotar cuando salió a la luz la cinta sexual con una menor de Lowe (quien, con el tiempo, ha podido recuperar parte de su carisma como actor serio, aunque en televisión).

No es casualidad, por lo tanto, que muchos de ellos renegaran del gafado seudónimo. En julio de 1985, Nelson dijo estar cansado de que todo el mundo sacara a relucir eso del ‘Brat Pack’. Mientras tanto, Estévez (que ahora se ha granado una carrera como director independiente) no tuvo pudor en llamar personalmente a Blum para decirle que le había “arruinado” su vida. El propio grupo culpaba al hijo de Martin Sheen por el artículo.

Al parecer, tras la aparición de la pieza periodística, los miembros dejaron incluso de socializar juntos. Después de que en la segunda mitad de los 80, los abusos hicieran trizas la carrera de muchos, culparon al artículo de lo complicado que les había resultado lograr roles serios. Pese al talento, las dificultades personales, su ego y su excesivo reconocimiento público dinamitaron cualquier posibilidad profesional.

En el terreno cinematográfico, otras de las películas consideradas como parte de la generación del ‘Brat Pack’ son: ‘La mujer explosiva’ (1985) de John Hughes; ‘La chica de rosa’ (1986), escrita por Hughes; ‘Ciudad peligrosa’ (1986), ‘¿Qué pasó anoche?’ (1986) y ‘Jóvenes ardientes’ (1988).

En Interpelículas | ¿Quiénes formaban parte del ‘Rat Pack’?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.