¡Descubre las razones para usar WhatsApp en clase!

Educación cívica Ir a comentarios 1

Es un hecho que los dispositivos móviles forman parte de nuestra vida hoy en día y más aún de la de los chicos jóvenes, como los alumnos. Así, existen profesores que los prohíben terminantemente, y otros que deciden aprovechar sus ventajas e integrarlo en clase. Por ello, en este post os vamos a explicar las razones para usar WhatsApp en clase y cómo aprovechar esta herramienta para el buen funcionamiento.

Tiene que ser un grupo formal

Esta es la norma básica y fundamental a la hora de utilizar esta aplicación en clase. Y es que no es lo mismo un grupo de WhatsApp entre amigos o familiares que uno que está compuesto por alumnos y profesor. El lenguaje utilizado variará, se deberá escribir de manera correcta y sin acortar las palabras, y la manera de compartir el conocimiento será diferente.

Además, un grupo de estudio no funciona si cada integrante cuenta qué hizo el fin de semana o si se habla sobre aspectos que nada tienen que ver con el objetivo: estudiar. Cada miembro debe saber que las intervenciones en el grupo han de ser precisas para solventar dudas o para aportar conocimientos sobre la materia que desea compartir con el resto. De esta manera, todos podrán leerlo y los datos importantes no se perderán en una conversación interminable sobre temas poco o nada vinculados con el grupo de estudio.

Comunicación directa entre alumno y profesor

El WhatsApp es más accesible e inmediato que el correo electrónico. Así, se le puede notificar al profesor ausencias y retrasos, e incluso solicitar tutorías. Además, también es útil como medio para informar de aspectos más personales y anticipar ciertos problemas en el aula.

De igual modo, si un alumno se pierde la clase por enfermedad, por ejemplo, puede recuperar la materia perdida a través del ‘chat’, desde donde el profesor o cualquiera de sus compañeros podrán informarle de lo realizado en clase durante su ausencia, así como las tareas a realizar para próximos días.

Lecciones en versión audio con WhatsApp

El profesor o incluso el alumno, puede grabar la lección para compartirla posteriormente en el grupo y hacerla llegar a todos los estudiantes. Así, podrán escucharla cuantas veces deseen para memorizarla con todo detalle. Si el profesor lo desea, puede realizar una especie de tarea en la que cada alumno tenga que mandar un audio explicando con sus palabras qué es lo que han entendido al respecto.  Los estudiantes escucharán las contestaciones o intervenciones de sus compañeros, obligándose a ser originales para no repetir lo dicho anteriormente.

Utilizar recursos visuales

Los datos que se aprecian visualmente son más fáciles de digerir, por ello hoy en día es transcendental emplear vídeos, gráficas y fotos que aporten información sobre un tema. Se aprende más fácil a través de imágenes que mediante largos e interminables textos.

En relación a ello, se pueden fotografiar los esquemas de la clase, el listado de vocabulario de inglés (por ejemplo). Es decir, no es necesario copiar todo de la pizarra, ganando de este modo tiempo y con la ventaja de anotar mal las palabras, pudiendo el estudiante acceder a ello en cualquier momento.

En resumen, los alumnos pueden aprovechar la tecnología para estudiar, siempre y cuando sean capaces de mantener la concentración y no despistarse con el primer mensaje que haga sonar su teléfono. Así que ya sabes, si no eres capaz de mentalizarte e ignorar otras conversaciones, ponlas en silencio hasta que finalices tus horas de estudio.

 

1 opinión en “¡Descubre las razones para usar WhatsApp en clase!”

Responder a alejandra pascacio zavala Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.