¿Por qué se celebra la Semana Santa?

Ciencias Sociales Ir a comentarios

En el calendario religioso de la cultura cristiana, la Semana Santa es una de las fechas más importantes porque se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Durante esta celebración se llevan a cabo diferentes actos que comienzan con el Domingo de Ramos, que conmemora la entrada de Jesús a Jerusalén, donde es recibido con hojas de palma y ramas de olivo.

En algunos lugares también recibe el nombre de Domingo de Pasión, ya que corresponde al domingo anterior al de Resurreción. Este día marca el final de la Cuaresma y el inicio de la Semana Santa. 

¿Qué se celebra cada día?

Tras el ya mencionado Domingo de Ramos, se celebra Jueves Santo, recordando la última cena de Jesús antes de ser crucificado y en la cual presenta la Eucaristía, materializada como el pan y el vino. Tras la cena, Jesús se fue a orar al Huerto de los Olivos, donde pasó toda la noche y tras la cual fue arrestado.

El Viernes Santo se rememora la Crucifixión de Jesús, siendo uno de los días más relevantes de la Semana Santa. Se recuerda la Pasión de Cristo; su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilatos, la flagelación, la coronación de espinas y finalmente la crucifixión. Los más religiosos y tradicionales evitan comer carne de res o cerdo.

Finalmente, llega el Domingo de Resurrección, día en el que como su nombre indica, Jesucristo resucita tras la crucifixión y va al encuentro con sus apóstoles antes de subir al cielo, donde vive eternamente en compañía de Dios. Es el día más importante y alegre para todos los católicos.

 

¿Qué es la Pascua?

En más de una ocasión habrás escuchado que en Semana Santa también se celebra la Semana de Pascua. No es ni más ni menos que otro nombre que se le da al domingo que conmemora la resurrección de Jesús.

En EE.UU. la tradición más arraigada en esta época festiva es la del conejo de Pascua, tradición por cierto compartida por varios países y que tiene su origen en Europa occidental. Cuenta la leyenda que cuando metieron a Jesús en el sepulcro, dentro de la cueva había un conejo que vio cómo la gente entraba para llorar su muerte. Pero, durante la noche, el animal vio cómo Jesús se levantó y se fue hacia el cielo.

El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios, y decidió que tenía que avisar a todo el mundo para que dejaran de estar tristes. Ante la imposibilidad de hablar, se le ocurrió llevar un huevo pintado a cada casa para que los humanos captaran el mensaje.

Diferentes formas de celebrar la Semana Santa

La Semana Santa se celebra en cada rincón del mundo de una forma diferente y particular. Así, en España se celebra con la salida a la calle de las procesiones, habitualmente organizadas por una cofradía. En cada una de ellas pueden aparecer una o varias hermandades con sus respectivos pasos, que suelen ser imágenes religiosas de la Pasión de Cristo.

Por el contrario, en Jerusalén (Israel), donde puede decirse que más sentido tiene celebrar la Semana Santa, los visitantes que se desplazan hasta la Ciudad Santa recorren diferentes lugares citados en la Biblia, transportándose más de 2000 años atrás.

Con mucho fervor se vive también en Filipinas, y es que muchas personas recrean el mismo dolor que aseguran sufrió Jesús. Crucifixiones (clavos en las manos incluido), latigazos hasta sangrar y mortificación son algunas de las imágenes que se pueden ver en una Semana Santa donde no hay lugar para el dolor.

En ciertos lugares de España se recrean también los últimos días de vida de Jesucristo, pero sin llegar a tan extremo realismo. Algo que sucede, por ejemplo, también ocurre en México, donde preparan la representación de la obra La Pasión de Cristo en Iztapalapa, que reúne a miles de actores y espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.