¿Cuál es el origen del árbol de Navidad?

Se acerca la Navidad, y con ella las celebraciones familiares, los regalos y los adornos navideños. Junto con el belén, las estrellas y las luces, el árbol de Navidad es uno de los elementos que no pueden faltar en nuestros hogares.  ¿Te gustaría saber cuál es su origen?

Si bien existen varias teorías en torno al origen del árbol de Navidad, una de las más extendidas defiende que proviene de los celtas de Europa central, quienes empleaban árboles para representar a varios Dioses. Además, coincidiendo con la fecha de la Navidad cristiana celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol. Tenía el nombre de Divino Idrasil -Árbol del Universo-, en su copa se hallaba el cielo y en las raíces profundas se encontraba el infierno.

Según cuenta la leyenda, entre los años 680 y 754, San Bonifacio evangelizador de Alemania, entendió que era imposible arrancar de raíz esta tradición pagana, por lo que decidió adaptarla dándole un sentido cristiano. Fue así como cortó con un hacha un roble que representaba a Odín, y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne simbolizaba el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas. Las manzanas representaban el pecado original y las velas, la luz de Jesucristo.

Posteriormente, con la evangelización de esos pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Cristo. Se cree que el primer árbol de Navidad, tal y como lo conocemos en la actualidad, apareció en Alemania en 1605. A Finlandia llegó en 1800, y a Inglaterra lo hizo en 1829. En cuanto a España, fue una mujer de origen ruso que contrajo segundas nupcias con un aristócrata español, quien trajo la tradición de colocar un árbol navideño.


Comentarios (15)

Mariana

diciembre 9th, 2011 at 21:18 pm    


Necesita mas informacion

RENATO HERRERA

diciembre 14th, 2011 at 4:52 am    


es una fiesta pagana

Antonio

julio 24th, 2012 at 13:58 pm    


Precioso relato sobre el origen del arbol de navidad, no es fiesta pagana desde el momento que se adapta como significado a una celebración de un hecho cristiano. he dejado otra entrada del origen parecida a esta, que la disfruteis

mariabril

noviembre 13th, 2012 at 1:21 am    


gente tan mentirosa como les gusta vivir en la ignorancia y proclamar la gran mentira

Cherry

noviembre 23rd, 2012 at 6:03 am    


Efectivamente proviene de una festividad pagana celta, como bien dice ahí.. Yule, para ser específicos, es el nacimiento del Dios Sol. Fue copiado por los cristianos, como muchas otras cosas. Y un detalle… Los paganos no creemos en un “infierno”, esa es una creación cristiana. Nuestro inframundo no es como los cristianos lo pintan. Hay que informarse bien.

Will

diciembre 4th, 2012 at 3:45 am    


Dios no necesita darse a conoser atraves de cosas paganas el envio su propio hijo Jesucristo echo carne dice la palabra que mi pueble perese por falta de conosimiento y la palabra abla de esto como impios paganos cortaban arboles y los tallaban y se postraban frente de el y lo adoraban lo mis,o hacen muchos cristianos se postran para cojer los regalos y hasta sus hijos se postran verdaderamente que un remanente son los que van para el cielo arepientanse eso es idolatria que esta en el corason si no hay bonbillas o arvolito no hay navidad y que d aquel q murio en la cruz del calvario eso es comersio vanagloria arepientanse y dejen esas cosas paganas no sotros somos siudadanos del reino de los cielos nuestras costumbres son de ariba

pastor

diciembre 8th, 2012 at 3:07 am    


esto es pagano y debemos de tener mucho cuidado con esto porque israel perecio por falta de conocimiento y si no tenemos cuidado en estas cosas podemos ser segados. seamos estudiosos de la biblia mas q de otra cosa. Dios los bendiga a todos. paz de Cristo

AIDA

diciembre 9th, 2012 at 12:37 pm    


Las tradiciones no pueden estar x encima de la verdad, repasemos los mandamientos,

Roberth

diciembre 10th, 2012 at 21:18 pm    


todo lo que se practica en la iglesia tradicional son idolatría… ya la biblia dice ningun idolatra entrará en el reino de Dios…

wendy

diciembre 21st, 2012 at 3:58 am    


me gusta la navidad me gusta super ingles a prender mas :)

robert

diciembre 22nd, 2012 at 18:42 pm    


En primer lugar no se a que mente fantaseosa se le ocurrió asociar a San Bonifacio con el arbol de Navidad, es cierto que la leyenda nos habla de como derribo la encina sagrada, pero jamás de que adornara un abeto , creo que al buen santo según la mentalidad cristiana de la época (Un poco mochales) eso le hubiera parecido algo muy pagano.
Su origen esta sin duda en la asociación que se hacia entre el mito de Adán y Eva con el Nacimiento de Cristo a quien se llamaba el nuevo Adán, durante la edad media era muy común llamar Adán o Eva a los niños que nacian en Nocebuena la asociacion provenia de que si por Adán entro la muerte en el mundo, por Cristo nos viene la vida.
Y para los fanáticos y fundamentalistas protestantes que ah como fastidian, dejenme decierles que los 11 primeros capitulos del Genesis están tomados de leyedas paganas, presisamente de Babilonia. particularmente del libro de Gilgamesh, asi que dejen de hacerse los poseedores de la verdad absoluta y dediquense a hacer el bien en lugar de estar fastidiando a otros que no creen lo que a ustedes se les antoja que es la verdad.

Gabriel

diciembre 27th, 2012 at 4:21 am    


Los Cristianos y los árboles de Navidad
¿Deberían tener los cristianos árboles de Navidad?

Por

John MacArthur

Tomado de Grace to You

Al acercarse el tiempo de navidad, preguntas como ésta surgen algunas veces. Como todo en la vida, es importante abordar estos asuntos con discernimiento bíblico.

En este caso, no vemos nada incorrecto con el árbol de Navidad tradicional. Sin embargo, algunos han enseñado que está mal que alguien tenga un árbol de Navidad en su casa. ¿Pero son válidas sus razones? No pensamos así. Consideremos las dos objeciones más comunes que las personas hacen en contra de tener un árbol de Navidad.

Primero, algún objetan en base a que los árboles de Navidad tienen orígenes paganos. Se cree que Bonifacio, aquel misionero inglés a Alemania en el siglo octavo, instaló el primer árbol de Navidad. Él supuestamente reemplazó los sacrificios al roble sagrado del dios Odin con un arbol adornado en tributo para Cristo. Pero ciertos otros relatos afirman que Martin Lutero introdujo el árbol de Navidad iluminándolo con velas. Basado en esa información usted podría decir que el árbol de Navidad tiene un pedigrí cristiano distinguido.

Sin embargo, aun si un trasfondo pagano fuera claramente establecido, esto necesariamente no signifique que no nos debería disfrutar el uso de un árbol de Navidad. Quizá la siguiente analogía ayudará.

Durante la Segunda Guerra Mundial las Fuerzas Armadas americanas destinaron una cierta cantidad de islas remotas Hacia el Pacífico Sur para pistas de aterrizaje temporales y depósitos de suministros. Antes de ese tiempo que las personas tribales indígenas nunca habían visto la tecnología moderna de cerca. Los aviones de carga grandes y abalanzándose se llenaron de un montón de bienes materiales, y por primera vez los isleños vieron encendedores (los cuales consideraron ser milagrosos), jeeps, refrigeradores, radios, herramientas mecánicas, y muchas variedades de comida.

Cuando la guerra se acabó, los isleños concluyeron que los hombres que trajeron cargamento eran dioses, así es que comenzaron a construir santuarios para los dioses del cargamento. Esperaron que los dioses del cargamento regresasen con más bienes.

La mayoría de la gente aun no sabe de esta superstición religiosa. De modo semejante, pocos saben alguna cosa acerca de la adoración a los árboles. Cuando un niño saca un regalo grande de debajo del árbol de Navidad y desenvuelve un avión de carga modelo grande, nadie mira aquel objeto como un ídolo. Ni miramos el árbol de Navidad como siendo alguna clase del dios de regalo. Comprendemos la diferencia entre un juguete y un ídolo tal como claramente comprendamos la diferencia entre un ídolo y un árbol de Navidad. No vemos razón válida para hacer alguna conexión entre árboles de Navidad y los ídolos de madera o el culto de árboles. Aquellos que insisten en hacer tales asociaciones deberían tomar nota de las advertencias en la Escritura en contra de juzgar el uno al otro en cosas dudosas (vea a Romanos 14 y 1 Corintios 10:23-33).

Otra objeción común es la afirmación de que los árboles de Navidad son prohibidos en la Escritura. Jeremías 10 es comúnmente utilizado para apoyar este punto de vista. Pero una mirada más de cerca de este pasaje demostrará que no tiene nada que ver con los árboles de Navidad y tiene todo que ver con la adoración de ídolos. El versículo 8 dice: “Enseñanza de vanidades es el leño.”.

El culto al ídolo es una violación evidente de Los Diez Mandamientos. Exodo 20:3-6 dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás;(A) porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. “.

No hay conexión entre la adoración de ídolos y el uso de árboles de Navidad. No deberíamos estar preocupados por discusiones sin base en contra de las decoraciones de Navidad. Más bien, deberíamos estar enfocados en el Cristo de la Navidad y mostrando toda diligencia en recordar la razón verdadera para la época.

Animus ¨Ano-mimo¨

noviembre 12th, 2013 at 4:11 am    


Ola K ace

Estupida y sensual BELIEBER anonima :·

diciembre 3rd, 2013 at 5:31 am    


Gracias me sirvio mucho¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Tank’s iLove you

J
JU
JUS
JUST
JUSTIN
BIEBER
BIEBE
BIEB
BIE
BI
B

petrona romero

diciembre 15th, 2014 at 2:40 am    


ay k cumplir los mandamiento no alas fiestas paganas

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo