Cómo fotografiar fuegos artificiales

Tecnología Ir a comentarios

En épocas estivales, las fiestas acostumbran a ofrecer este tipo de luminosos espectáculos. Los fuegos artificiales son además de ruidosos bellos, proporcionan iluminaciones poco habituales a nuestro entorno y por eso retratarlos puede ser una opción más del verano fotográfico.
Fuegos artificiales en Aste Nagusia (Bilbao)
Para comenzar es importante reseñar que necesitarás armarte de paciencia y que sin duda tendrás que tirar muchas fotos para lograr instantáneas interesantes. Los siguientes consejos te ayudarán a tomar buenas fotos de los fuegos:

  • Con trípode. Será indispensable su uso y en su defecto será necesario algún punto de apoyo.
  • Gran angular. Salvo excepciones será adecuado usar un objetivo gran angular para poder recoger toda la dimensión de los fuegos y su entorno.
  • Con enfoque manual. En situaciones de poca iluminación, el enfoque automático puede no ser tan óptimo como se espera. Enfoca manualmente y haz pruebas.
  • Baja la ISO. Será mejor usar valores bajos para la ISO ya que así se conseguirá reducir el ruido de la fotografía resultante.
  • Juega con la exposición. Prueba diferentes exposiciones hasta alcanzar el resultado deseado. Puedes empezar con un segundo y variar según la necesidad. Con el modo bulb tendrás control absoluto de la exposición.
  • Cierra el diafragma. Al cerrar el diafragma será necesario aumentar el tiempo de exposición, pero el resultado será muy llamativo.
  • Disparador remoto. Será recomendable usar un disparador remoto para evitar vibraciones.
  • Anticipa la foto. Dado que desde que se pulsa el disparador hasta que se hace la foto pasa un tiempo que por la noche será mayor, deberás anticiparte al momento que desees retratar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.