¿Cómo se elige a un árbitro de primera en España?

Deporte Ir a comentarios
Xavi Hernández y Clarence Seedorf en la Champions | Natursports / Shutterstock.com

Si hay algo que comparten todas las aficiones futbolísticas es su odio por los árbitros, una de las figuras más criticadas e insultadas del deporte mundial. Sin embargo, y aunque a veces parezca lo contrario, un árbitro que ha llegado hasta la primera división está sobradamente preparado para cumplir con su labor, tras años de formación y ascensión en un negocio que no es tan fácil como puede parecer a primera vista. No es ni mucho menos una tómbola. No en vano, sin árbitros, el deporte rey no podría funcionar. ¿Cómo se elige a un árbitro de primera en España?

En la primera división española de fútbol sólo hay 22 árbitros, una verdadera élite donde se cobran salarios millonarios pero a la que se asciende y de la que se desciende dependiendo del trabajo hecho, -como si de un equipo de fútbol propiamente dicho se tratara- con valor estrictamente cualitativo y cuantitativo.

Los árbitros, no obstante, no entran directamente a la principal categoría. Después de salir de su formación, lo primero que hacen es afiliarse a una categoría auxiliar -una especie de prácticas- donde permanecerán un año. En este grupo, se contemplan categorías juveniles o trabajos como asistente en divisiones provinciales. Tras terminar esta fase, y siempre que superan los exámenes, la preparación y los estudios físicos anuales, el árbitro estará entonces preparado para formar parte de la categoría más baja en su provincia, 3ª regional.

Al final de cada temporada se llevarán a cabo las pruebas de ascenso, donde se seleccionarán los mejores árbitros de cada una de las federaciones territoriales. Subir hasta la preferente regional, sin embargo, será un paso mucho más complicado, dado que cada delegación territorial solamente cuenta con tres candidatos. Los árbitros interesados pasarán por pruebas físicas, así como por exámenes de reglas de juego, estatutos de la RFEF, redacción de actas y cultura general, tanto a nivel local como nacional. Dependiendo del puesto que logren en la última clasificación, por lo tanto, se abrirá la puerta para que entren a la división, en caso de que se abra una vacante (puede haber hasta 5). Para ascender de regional preferente a 3ª, a su vez, el proceso es similar, aunque ahora adquirirá categoría de árbitro nacional.

Subir a 2ªB es uno de los pasos más complicados, puesto que solo 20 árbitros de toda España podrán ascender para ser unos de los 120 árbitros de esta categoría, ya a nivel nacional, que además se encargan de la labor de cuarto árbitro en primera y segunda. Ahora los exámenes son sustituidos por talleres prácticos, donde se prueban cada una de las actitudes del árbitro. Ahora la ascensión depende únicamente de la puntuación en campo, y, de entre esos 120, cuatro ascenderán a 2ªA, categoría ya profesional. En 2ªA habrá 26 árbitros.

Así, todos los árbitros deben pasar por cada una de las categorías antes de llegar al top. Cada una de ellas cuenta con límites de edad para ascender, lo que ayuda a fomentar la ascensión de jóvenes que puedan ir sustituyendo a los veteranos.

Una vez que han pasado por todas estas pruebas, y tras años dedicándose a su profesión, llegó el momento de presentarse hasta la ansiada Primera División de La Liga española. Cada año, mantenerse en primera es todo un reto. Como hemos dicho, sólo hay 22 primeros árbitros, de entre los cuales dos cambian cada final de temporada. Los dos peores clasificados descenderán a segunda, mientras que los dos “mejores” de segunda ascenderán a primera. Similar a como ocurre con los equipos a los que arbitran.

Además de esto, los diez primeros clasificados serán propuestos a la FIFA como árbitros internacionales, que les da luz verde para poder disputar torneos como la Champions, Europa Legue, Mundiales, Eurocopa, partidos de la selección… Asimismo, de entre los 10 árbitros internacionales españoles, 4 son calificados como Top Class, el más alto rango del mundo del arbitraje. En este momento, los cuatro elegidos son Medina Catalejo, Mejuto González, Iturralde González y Rodríguez Santiago, nombres ilustres del mundo del deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *