Consejos para fotografiar un retrato

Tecnología Ir a comentarios

Consejos para fotografiar un retrato
El retrato es uno de los tipos de fotografía más conocidos y aplicados, y aunque a simple vista realizar un retrato parezca bastante simple, es más complicado de lo que parece. No obstante, siguiendo una serie de reglas y consejos básicos podemos conseguir un resultado más que aceptable.

Antes de nada, es recomendable dedicar unos cuantos minutos a conocer a la persona que vamos a retratar; su personalidad, gustos y aficiones nos ayudarán a decidir el tipo de pose, la vestimenta, los colores y el fondo del retrato. Así, por ejemplo, si se trata de una persona alegre y divertida le pediremos que pose en una manera acorde con su personalidad. De este modo, conseguiremos reflejar la personalidad de la persona retratada; un punto imprescindible en un retrato.

Trata de crear un buen ambiente para que el modelo que vamos a fotografiar se encuentre lo más a gusto posible, no tema a la cámara y muestre su lado más natural.

En los retratos interesa centrar la atención en la persona. Para ello, elige fondos simples y juega con aperturas reducidas. Evita fotografiar elementos que distraigan la atención, y si hay algún elemento que aleje la atención de nuestro protagonista desenfoca el fondo.

Los ojos son el reflejo del alma; no hay nada más atractivo que una mirada penetrante, por lo que a menos que quieras centrarte específicamente en una parte del rostro, enfoca a los ojos.

Es recomendable colocar la cámara a la altura de los ojos de la persona retratada.

Si la modelo está mirando hacia un lado, deja más espacio libre en su parte delantera que en su parte trasera.

No te obsesiones con que el modelo esté en el centro del encuadre; a veces un encuadre en el que ciertos elementos quedan fuera, ayuda a centrar la atención sobre los puntos más llamativos de tu retrato.

¿Cuál es el tipo de lente ideal para hacer retratos? Las focales más usadas para retrato se enmarcan entre los 70 y los 135mm.

Evita las luces directas hacia el rostro de nuestro modelo (molestan en los ojos y no ayudan a obtener  una mirada natural), y por supuesto ten cuidado con las contraluces.

Por último, saca tantas fotos como puedas, ¡cuantas más tengas, más tendrás de donde elegir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *