¿Cuál es la diferencia entre deporte aeróbico y anaeróbico?

Deporte Ir a comentarios

A nadie se le escapa que hacer ejercicio es la mayoría de las veces positivo para la salud, además de muy entretenido. Pero ejercicios, como deportes, hay de muchos tipos, para todos los gustos y con efectos distintos para el organismo, que los afronta además de maneras muy diversas en función de la exigencias y los beneficios. ¿En qué se diferencian el deporte aeróbico y el deporte anaeróbico?

En esencia, una actividad es aeróbica o anaeróbica según el organismo necesite oxígeno o no para llevarla a cabo. Así, para realizar ejercicios aeróbicos, prolongados y de intensidad baja o media, obtenemos la energía a través del oxígeno; mientras que éste no hace falta para ejecutar ejercicios anaeróbicos, de poca duración e intensidad alta.

Andar, correr suavemente, circular en bicicleta o nadar son ejemplos de actividades aeróbicas, muy apropiadas para eliminar grasa y por lo tanto bajar peso. Al necesitar mucho oxígeno, nos obligan también a ejercitar el sistema cardiovascular beneficiándolo.

Actividades anaeróbicas son otras como correr intensamente o levantar pesas. En estos casos el organismo consume calorías y energía, pero no grasa, y obtiene la energía no del oxígeno, sino de fuentes inmediatas como el ATP muscular, fosfocreatina y la glucosa.

A nivel deportivo, conviene realizar ejercicios aeróbicos o anaeróbicos en función de la especialidad, mientras que para la salud lo ideal es alternar ambos en equilibrio, ya que se complementan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.