Cómo utilizar la agenda para organizar tus tareas

Educación cívica Ir a comentarios

El único secreto para estudiar mejor es aprender a organizarse . Y es que hoy en día los alumnos tienen de todo menos tiempo libre. Estudiar para los exámenes, realizar trabajos, tareas extra escolares y un largo etcétera. Por ello, una buena agenda es fundamental  para planificar de manera adecuada todos los proyectos y actividades a realizar. ¡Toma nota de los siguientes consejos y aprende cómo utilizar la agenda!

Elige tu agenda y anota tus actividades diarias

En Papeles Dsitrimar puedes encontrar numerosos tipos de agenda para que escojas la que más te gusta. Echa un vistazo al catálogo y selecciona la que más se acerque a tus necesidades y, sobre todo, tómate tu tiempo porque va a ser tu herramienta de planificación durante todo el año. Algunas agendas son cuadernos rayados simples, mientras que otras tienen diferentes secciones para distintas tareas; otras son pequeñas para llevar en el bolsillo y varias tienen tamaños más grandes. En cualquier caso, asegúrate de que esté organizada de la manera que te resulte agradable.

La agenda ha de ser utilizada todos los días para anotar tus actividades diarias, por insignificantes que sean. Al finalizar o comenzar cada día, anota las cosas que debes realizar desde la hora que te levantas hasta que te vas a dormir. De esta manera, no se te olvidará nada, tendrás un buen control sobre todo lo que tengas que hacer y no superpondrás  tareas. Sin embargo, tu agenda no será de mucha utilidad si no puedes escribir en ella. ¡Preocúpate de tener a mano bolígrafos y lápices en buen estado!

La agenda, siempre guardada en el mismo lugar

Llevar la agenda siempre contigo es ideal para revisar en cualquier momento tus actividades pendientes y cercanas. De igual modo, si sucede algún imprevisto o una nueva actividad, tendrás tu agenda a mano para apuntarlo rápidamente. Para asegurarte, busca un lugar dónde guardarla tanto en casa como en la escuela y nunca la coloques en un lugar diferente.

Lo mejor es llevarla siempre en tu cartera o mochila. Cuando la saques, colócala siempre al lado del teléfono móvil, o en tu escritorio donde tendrás todos los apuntes y libros de estudio. Así siempre la tendrás a mano y localizable para volver a guardarla en la mochila cuando finalices con los deberes. No te asustes si alguna vez se te olvida, al inicio es normal. Para evitar que eso pase, pon post-it en tu portátil, en la puerta o en la carátula del móvil.

Utiliza colores para organizarte

Para que la agenda no sea monótona y te resulte complicado encontrar qué ejercicio debes hacer, usa diferentes colores para  cada actividad. Por ejemplo, puedes escoger el color azul para los deberes de lengua,  el negro para las matemáticas y el rojo para algo muy importante. Así, te facilitarás la búsqueda  y la agenda será más productiva.

Utilizar pegatinas  puede ser interesante porque te ayudará a saber si la fecha de entrega de un trabajo o de un examen se acerca o, si por el contrario, aún tienes margen de tiempo.  Ahora ya sabes cómo utilizar tu agenda. ¡Úsala y no te olvides de nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.