¿Sabes por qué los insectos van a la luz?

Ciencia Ir a comentarios

¿Por qué los insectos van a la luz?¿Te has dejado alguna noche la ventana de la habitación abierta con la luz encendida? Seguramente sí, y muy probablemente te hayas arrepentido también al ver que la casa se ha llenado de insectos que vuelan en torno a la bombilla o lámpara de turno. Es una imagen familiar, sobre todo en verano cuando estos pequeños bichos son atraídos por el brillo y mueren achicharrados al sobrecalentarse. Pero, ¿por qué los insectos van a la luz si se están dirigiendo hacia su propia muerte?

¿Por qué los insectos van a la luz?

Vale que muchos insectos no son tan inteligentes como otros seres vivos, pero ¿son tan tontos como para ir directos hacia un destino fatal? Obviamente no, y es que la atracción que sienten algunos insectos por la luz responde a la fototaxia. Así, mientras unos tienen fototaxia negativa y la luz los repele (los gusanos o cucarachas), otros como las polillas o mosquitos son naturalmente atraídos por ella (fototaxia positiva). Por lo tanto, no ocurre con todas las clases de insectos, sucede con los lucífugos, insectos voladores que son nocturnos.

Por instinto, los insectos de esta clase se sienten atraídos por la luz natural para pautar su comportamiento. La luz de la luna y las estrellas les sirve como punto de referencia para orientarse correctamente en la oscuridad. Ésta, al provenir de una distancia muy lejana, llega a los ojos de los insectos por igual, coordinando sus movimientos perfectamente.

Sin embargo, con la luz artificial de los focos no ocurre lo mismo, ya que afecta más a un ojo que a otro. Así, los insectos voladores tienden a mover con más frecuencia un ala que otra y su vuelo se descoordina. Creen que vuelan en línea recta, pero en realidad lo hacen en círculos en torno a la lámpara. En otras palabras, la bombilla fue un invento funesto para estos seres vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *