¿Por qué soñamos?

Ciencia Ir a comentarios 6

El sueño es y ha sido siempre un misterio para el ser humano. Durante siglos, se ha intentado dar una explicación a ésta desconocida función de nuestro cerebro. Algunas sociedades primitivas creen que al soñar se tiene contacto con espíritus. En otras se le atribuye un valor profético, concebido como un mensaje en clave que es necesario descifrar. Y también hay quienes piensan que los sueños reflejan traumas y problemas. Pero, ¿cuál es la verdadera función que tiene el sueño?

Soñar es un proceso mental involuntario en el que se reelabora la información almacenada en la memoria. Normalmente, se sueña con experiencias vividas en los días o meses anteriores. Al soñar nos sumergimos en una realidad virtual formada por imágenes, sonidos, pensamientos y sensaciones. Además, se ha comprobado que existen varias fases del sueño; la que mayor actividad cerebral registra es la famosa fase REM.

Hay innumerables teorías en torno a este proceso. La más conocida es la de Sigmun Freud; quién defendía que la finalidad de los sueños era satisfacer nuestros problemas. Sin embargo, no consiguió convencer a todo el mundo porque no explicaba cuál era su función física. Recientemente, Deirdre Barret una psicóloga de la Universidad de Harvard, ha afirmado que los sueños son una forma de pensar y resolver problemas diferente a cómo lo hacemos cuando estamos despiertos.

Sea cual sea su función, sigamos soñando. ¡Soñar es gratis!

6 opiniones en “¿Por qué soñamos?”

  1. Pues a mi no me convence!!! sue~o toda la noche y despierto con un dolor de cabezo no se si este bien pero creo que mi cerebro no descansa por las nochez de tanto so~ar!!! y no lo puedo evitar!!!! me gustaria dormir!!! sin so~ar tanto!!!!=D

  2. Soñar es un proceso en el que durante el descanso del cuerpo u organismo físico, la conciencia se libera experimentando aquellas emociones o pensamientos que en el estado de despierto nunca se exteriorizan.

    Cuando uno se encuentra en un sueño, mantiene la misma consciencia plena de sí mismo y de lo demás y tiene capacidad para afrontar, evadir, sentir o modificar mientras avanza en la experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *