¿Qué es la tinta electrónica?

Tecnología Ir a comentarios

ereader

Se conoce como “tinta electrónica” a una serie de materiales que mediante la aplicación de una pequeña carga eléctrica, son capaces de cambiar entre tonalidades más claras y otras más oscuras. Suele ser utilizado sobre todo por los lectores de libros digitales, cuyas pantallas están formadas por esferas que contienen pigmentos blancos y pigmentos negros con carga eléctrica. Estas esferas son los píxeles de la pantalla, los puntitos diminutos que la forman. ¿Cómo funciona? Para crear la imagen, se aplica una carga positiva o negativa en la parte inferior de cada esfera por separado, haciendo que suban los pigmentos negros y bajen los blancos o viceversa, en función de si ese punto tiene que ser negro o blanco. Así, el mosaico formado por el conjunto de píxeles blancos y negros de la pantalla conforma la imagen que vemos, o las letras del texto.

¿Por qué es una buena opción? Como hemos dicho, los dispositivos que más utilizan la tecnología de la tinta electrónica son los lectores de ebooks que tanto se han popularizado estos años. Esto se debe a que, aunque existen muchos aparatos en los que podemos leer ebooks, como por ejemplo un ordenador, móvil o tablet, lo cierto es que estos artilugios cuentan con pantallas retroiluminadas cuya larga exposición puede provocar que se nos canse la vista. Las pantallas de tinta electrónica, no cuentan con esa retroiluminación, por lo que no cansarán nuestra vista como sí lo harían aquellos otros aparatos ya mencionados. Por este motivo, las pantallas con tinta electrónica son ideales para pasar largos periodos de tiempo de lectura.

tinta-electronica

Esta tecnología tiene la ventaja de que consume muy poca energía, por lo que las baterías de los lectores de ebooks con esta tecnología duran muchísimo. La ausencia de retroiluminación también tiene una ventaja añadida para los lectores de libros electrónicos: un tamaño reducido, así como una imagen más brillante, independientemente del ángulo, por eso son ideales para leer a plena luz del sol.

Sin embargo, esta tecnología también presenta algunos inconvenientes: a diferencia de lo que ocurre en la pantalla de un ordenador, en las pantallas de tinta electrónica, la imagen tarda mucho en ser redibujada, aproximadamente un segundo desde que se aprieta la tecla hasta que aparece la página completa, lo que provoca ese molesto parpadeo cuando pasamos de una página a otra. Asimismo, este tipo de pantallas no manejan color, y se mueven entre una escala de grises que oscila entre los 4 y los 16 niveles de tonalidades de gris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.