¿Qué es un estado federal?

La federación es una de las formas de organización políticas más comunes de la democracia moderna. Una agrupación de entidades sociales, territoriales y políticas que al asociarse forman un estado federal, donde, dependiendo de lo que dicte su constitución, cada una tendrá mayor o menor poder propio. Cada una tiene cierto poder para el auto-gobierno. Sin embargo, éste estará limitado según lo que se estipule en la ley constitucional del país formado. No se debe confundir, por lo tanto, federación con confederación, donde, como en la Unión Europea, una serie de estados (federados o unitario) se unen, para, aún compartiendo leyes fundamentales, conservar su soberanía.

Algunos de los fundamentos del federalismo moderno son similares a los de la democracia sobre la que se asienta. Cuentan con una constitución federal, donde el país se confirma como estado federado, con limitaciones y libertades. Asimismo, en el texto se firmará la división territorial y el nivel de descentralización al que se llegara. El Estado federal habitúa a tener también una Corte Suprema de Justicia para socavar los cambios a la constitución. Normalmente, el estado federal es una república, aunque no hay ningún impedimento para erigir una monarquía federal, cosa que excepcionalmente ocurre.

La constitución, donde se subrayarán y regularán además las labores y poderes que el país tendrá sobre cada uno de los territorios, estipulará si el estado es simétrico o asimétrico. En el primero, cada territorio tiene los mismos derechos y deberes, mientras que el segundo, habitual en países multiculturales, algunas pueden tener privilegios o derechos diferentes. De ahí, la máxima del estado federal, nacida de la unidad en la diversidad. Canadá, está separada en diez provincias y tres territorios, de entre las cuales, por ejemplo, Quebec, tiene su propia lengua -el francés- y cultura. Un estado fuertemente unitario o centralista, por el contrario, no delegaría ninguno de sus poderes a sus regiones, siendo el caso más obvio el de Francia.

Dependiendo del país, los territorios serán conocidos por diversos nombres. Los Estados Unidos de América, por ejemplo, se dividen en 50 Estados y un distrito federal. México está separada en 31 entidades federativas y un DF. Alemania cuenta con 16 Bundesländer. Los cantones aparecen en Bolivia, El Salvador, Costa Rica y Suiza, y en otros se dan las regiones (Argentina) o provincias.

Aunque la palabra federal tenga su origen en el latín ‘unir’, el federalismo puede surgir de diversas maneras. Puede nacer de un acuerdo mutuo y pactado de Estados independientes, unidos con un objetivo común o para alcanzar una mayor potencia (EE.UU., Australia, Venezuela). En otros casos, por el contrario, un Estado tradicionalmente unitario puede mutar hacia un Estado federal por un cambio constitutivo o un levantamiento armado, caso de México o Argentina. Del mismo modo, funciona el caso de Suiza, una confederación que decidió estrechar los lazos entre sus cantones para convertirse en un estado federal de facto, aunque no de nombre.

No obstante, el estado federal no está obligado a una mayor descentralización, ni a una mayor concesión de poderes territoriales. No en vano, hay Estados no federales, como la autonómica España -cuya definición no deja claro si es un estado federal o uno unitario-, donde algunas de sus autonomías tienen más poder propio que las regiones de algunos estados federales. Como hemos dicho, la separación de poderes entre instituciones centrales y territoriales deberá estipularse mediante la constitución federal.


Comentarios (2)

Ano Nimo

julio 31st, 2013 at 15:35 pm    


Su pagina me gusto mucho encerioo!Esta buenisma! ;)

qe te importa

junio 20th, 2014 at 15:22 pm    


pos buena :) )

Escribe tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios

 

 



Saberia - Saber educativo © 2009-2014 Conteneo Networks, S.L.
Contacto | Contenidos educativos | Enlaces | Publicidad | Aviso Legal | Uso de Cookies
© Saberia / www.saberia.com - Saber educativo