El mundo mágico de Harry Potter, un éxito que sigue creciendo

Cine y TV Ir a comentarios

Harry Potter se hace mayor. El famoso mago ya ha cumplido la veintena de años, pero eso no le ha impedido seguir cosechando récords. Pocas sagas literarias -o quizá ninguna-  han llegado a tener el éxito de ‘Harry Potter’.  Y es que, según Forbes, ha recaudado 7.700 millones de dólares y tras su paso por el cine, la marca Harry Potter está valorada en unos 15 mil millones de dólares. Tal es su éxito, que se estima que cada 30 segundos alguna persona en cualquier lugar del mundo comienza a leer uno de sus libros. Algo similar le sucede  a su escritora, J.K. Rowling, creadora de un imperio mágico que deslumbró al mundo y cuya carrera dio un giro de 180 grados.

J.K Rowling, la perfecta historia de superación personal

J.K. Rowling sobrevivió a las adversidades para convertirse en una escritora juvenil de fama mundial. Madre soltera y divorciada, la autora luchaba por sacar adelante a su familia gracias a los trabajos de profesora que iba encontrando. Desempleada y viviendo de los beneficios del Estado, allá por 1990 y gracias a varias horas de retraso de su tren desde Manchester a Londres, pensó por primera vez en escribir la historia de un niño mago con gafas al que llamaría Harry Potter.

Pasaba su tiempo libre escribiendo borradores del cuento mágico, pero en 1993 se separó de su marido y dejó el país con su hija de cuatro meses de edad. Años más tarde, Rowling terminó ‘Harry Potter y la piedra filosofal’ pero hasta 12 editoras lo llegaron a rechazar. El 30 de junio de 1997, la editorial Bloomsbury publicó el primer libro de una saga que acabaría rompiendo todos los récords y convirtiendo a su escritora en una de las personalidades más importantes del  Reino Unido.

Edimburgo, fuente de inspiración para Harry Potter

Rowling continuó trabajando en Harry Potter en Edimburgo, en el café ‘The Elephant House’ frente al cementerio de Greyfriars, donde halló varias lápidas que le sirvieron de inspiración, particularmente para crear a Voldemort. Este aparece en la saga como Tom Marvolo Riddle, nombre muy parecido al que está inscrito en una de esas tumbas, la de Thomas Riddell. Otras personas que descansan en este cementerio tienen apellidos semejantes a los de McGonaggall o Potter, así como la existencia de un árbol bastante parecido al ‘sauce boxeador’.

Muy cerca del cementerio se encuentra el espectacular George Heriot´s School, una  escuela donde los niños huérfanos podían recibir educación gratuita y que hoy se ha convertido en una prestigiosa escuela privada. En ella se inspiró Rowling  para crear la inolvidable Hogwarts. Tal es así, que los alumnos de George Heriot`s School están divididos en cuatro casas, como los magos de Hogwarts:  Lauriston, Greyfriars, Raeburn y Castle. Durante el curso cada alumno aspira a conseguir puntos para su respectiva casa gracias al buen rendimiento académico ¿te suena?

Las películas, negocio redondo para Warner

La saga de Harry Potter fue adaptada al cine por Warner Bros, quien compró los derechos de los libros antes de que fueran el éxito que hoy en día es. El productor David Heyman buscaba un libro infantil que pudiera adaptarse a una versión cinematográfica y se topó con un libro recién publicado por una tal Rowling. Quedó tan impresionado que terminó comprando la novela por un precio bastante asequible.

Sin embergo, el mundo mágico de J.K. Rowling no fue fácil de trasladar a la gran pantalla y muchas escenas del Gran Comedor  fueron más que una tarea complicada. Además, la escritora exigió que los actores fueran británicos y es que la saga dejó varias curiosidades dignas de conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.