¿Qué elementos componen un equipo de buceo?

Deporte Ir a comentarios

submarinismoLa práctica del submarinismo implica de partida la elección de un adecuado equipo de buceo, entendido como tal el conjunto de dispositivos que necesitarás para realizar tus inmersiones correctamente. Es importante que aciertes con el material; solo así disfrutarás al máximo de cada experiencia bajo el agua y, más importante aún, garantizarás tu seguridad. ¿Sabes qué elementos componen un equipo de buceo? Te enumeramos por orden alfabético algunos de los más habituales, teniendo en cuenta que unos son imprescindibles y otros tan solo opcionales:

Aletas: gracias a ellas podrás desplazarte con mayor comodidad y velocidad. Suelen ser de caucho o materiales sintéticos y las hay abiertas o ajustables y cerradas o calzantes.

Botella: no se trata de una botella cualquiera sino una de de acero o aluminio que contiene aire o una mezcla de gases a una presión que oscila entre 150 bar. y 200 bar.

Brújula: marcan el Norte tanto en la superficie como debajo del agua. Recuerda que la orientación es muy importante, sobre todo en condiciones de baja visibilidad.

Cable de retorno: facilita el regreso. Su uso es habitual en espeleobuceo.

Capucha: normalmente la chaqueta lleva capucha, aunque se puede entender también como un elemento accesorio.

Casco: especialmente indicado para el espeleobuceo, una variante cuyos practicantes se dedican a explorar cavernas subacuáticas.

Chaleco: algunos buceadores se lo ponen debajo de la chaqueta para aumentar el calor.

Chaqueta: parte del traje isotérmico, junto al pantalón.

Cinturón de lastre: es el lugar en el que va sujeto el lastre, normalmente plomo o cualquier otro material pesado, que facilita la inmersión.

Cuchillo: no está de más llevar una herramienta de corte por si se produce un enganche o se necesita con cualquier otra finalidad.

Escarpines: protege tus pies de manera adecuada. El escarpín será tu aliado en esta misión: te dará calor y te facilitará caminar de forma segura en contacto con materiales hostiles: rocas, cristales…

Guantes: recuerda que la piel se ablanda al contacto con el agua, luego es más propensa a cortes. Los guantes te protegerán de estos últimos y también del frío.

Linterna: las hay de distintas calidades y potencias. Lógicamente, elegiremos una u otra en función de nuestras necesidades (tipos de inmersiones y profundidades) y presupuesto.

Máscara: se usa para facilitar la visión subacuática y en su elección hay que tener en cuenta factores como el perímetro, el volumen, el material de fabricación, etc.

Ordenador buceo: es un compañero excepcional en cada travesía bajo el mar. Aportan información y seguridad e incluyen reloj, profundímetro y, en ocasiones, brújula.

Peto: proporciona calor al buceador en piernas y tronco.

Regulador: es el aparato que se encarga de suministrar el aire de la botella. Puede ser simple o doble y lleva consigo un manómetro que indica la presión restante.

Traje isotérmico: esencial para protegerse del frío. Suelen ser de neopreno y los hay húmedos, semi-secos y secos.

Tubo o tuba: también se conoce como snorkel y sirve para poder respirar con la cabeza sumergida en el agua. La boquilla ha de ser flexible y el interior liso para que agua circule correctamente. Suele medir entre 30 y 35 cm. de longitud con un diámetro de entre 2 y 2,5 cm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *